AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

lunes, 22 de octubre de 2007

La Voz de Blanca Nieves


Adriana Caselotti (16/5/1916 - 19/1/1997) Nació en Bridgeport, Connecticut, en el seno de una familia musical. Su padre, Guido, inmigrante italiano era profesor de música y canto, y su madre Maria, de Nápoles, era cantante en la Royal Opera. Su hermana Louise también cantaba ópera y daba clases de voz (Maria Callas fue una de sus alumnas).

Adriana estudió en el convento de San Getulio, cerca de Roma, y al regresar a los Estados Unidos Estudió canto con su padre.

A mediados de los años 30, un director de casting de Disney llamó a su padre para que le ayudase a buscar a alguien para hacer la voz de Blanca Nieves. Se hicieron audiciones a más de 150 chicas, incluída la famosa Deanna Durbin. En una de las conversaciones de Walt Disney con su padre Guido, ella estaba escuchando desde otro teléfono y dijo "No le serviría mi voz". A Walt le fascinó la voz de la joven de 18 años y la contrató. Después de la experiencia, su voz se hizo tan famosa que ella se negó a realizar ningún otro papel en Hollywood para no "mancillar" el espíritu de Blanca Nieves. Su único trabajo posterior fue en 1939 haciendo la voz de Juliet en El Mago de Oz durante la canción que cantaba el hombre de hojalata, así como varios programas de radio, televisión y anuncios siempre representando al personaje de Blanca Nieves.

"Nunca había trabajado antes en el mundo del espectáculo. Me siento muy orgullosa. No todo el mundo tiene la oportunidad de formar parte de un clásico como Blanca Nieves". Estas fueron sus palabras en una entrevista de 1987.

Adriana participó muy activamente en eventos conmemorativos y publicitarios del film, incluyendo la celebración del 50º aniversario en 1987. En 1995, en una entrevista, dijo "mi voz nunca morirá"

Curiosidades de Blanca Nieves

El desarrollo del largometraje de Blancanieves y los 7 enanitos empezó a principios de 1934 y Walt Disney lo anunció al New York Times en Junio de ese mismo año.

Walt lo arriesgó todo para llevar a cabo la realización de su película. Su mujer Lillian y su hermano Roy trataron de disuadirle, mientras que la industria de Hollywood se burlaba de él llamando a su proyecto "La locura de Disney". Su mujer le dijo una vez que nadie iba a pagar nada por ver una película de enanos.

Blanca Nieves fue el resultado final del plan de Walt Disney para mejorar la producción de dibujos animados y obtener beneficios de una fuente distinta a la de los cortos.

Durante años se fueron experimentando y perfeccionando nuevas técnicas en sus cortos para obtener los mejores resultados posibles en el primer largometraje del estudio. Tal fue el caso de la cámara multiplano, que se usó en el corto ganador del Oscar "El Viejo Molino".

Varios fueron los nombres que se barajaron para los enanitos (Scrappy, Cranky, Dirty, Awful, Silly, Daffy, Flabby, Jaunty, Biggo Ego, Chesty, Bald, Gabby, Nifty, Sniffy, Burpy, Scaredy, Lazy, Puffy, Elisey, Dizzy, Stuffy, Gassy, Tubby, Mr. Shy, Cheery, Flaunty, Hairy y Grabby fueron algunos de ellos), los elegidos finalmente fueron los que ya conocemos: "Bashful," "Doc," "Dopey," "Grumpy," "Happy," "Sleepy" y "Sneezy" (Tímido, Sabio, Mudito, Gruñón, Feliz, Dormilón y Mocoso).

Disney no tenía por entonces su propia compañía discográfica por lo que Bourne Co. Se ocupó de los derechos de las canciones compuestas por Frank Churchill y Larry Morey y la música de Paul J. Smith y Leigh Harline. Bourne Co. sigue teniendo los derechos de la banda sonora de Blanca Nieves y los 7 Enanitos. Disney pudo recuperar los derechos de las bandas sonoras de otras películas, pero no estos. Esta fue la primera banda sonora publicada de una película americana en el momento de su estreno. Hasta entonces este tipo de grabaciones no gozaban de ningún éxito y carecían de importancia para las productoras cinematográficas. Fue nominada al Oscar a la mejor banda sonora, pero no ganó. En su lugar, la niña prodigio Shirley Temple hizo entrega a Walt Disney de 8 estatuillas (una grande y 7 pequeñas) honoríficas por la creación del primer largometraje de animación de la historia.





domingo, 21 de octubre de 2007

Así se Hizo Blanca Nieves y los 7 Enanitos (por ANDREW R. BOONE)

EN ENERO DE 1938 LA REVISTA MENSUAL "POPULAR SCIENCE" PUBLICÓ LO QUE POSIBLEMENTE SEA EL PRIMER DOCUMENTO QUE DESVELABA LOS SECRETOS DE CÓMO SE HIZO UNA PELÍCULA DE ANIMACIÓN. ESTA PELÍCULA ERA LA CÉLEBRE "BLANCA NIEVES Y LOS 7 ENANITOS".

LO CURIOSO DE ESTE REPORTAJE ES QUE NOS DESCRIBE LA REALIZACIÓN DE LA PELÍCULA DESDE EL PUNTO DE VISTA TÉCNICO Y TECNOLÓGICO, PUES ESTE ERA EL ALICIENTE QUE MÁS LLAMABA LA ATENCIÓN EN LA ÉPOCA.

A CONTINUACIÓN OS TRADUZCO EL ARTÍCULO ORIGINAL ESCRITO POR ANDREW R. BOONE:

Blancanieves 00017
Tras las negras paredes del laboratorio de un estudio de Hollywood, el objetivo de una extraña cámara de 8 niveles se abrió y cerró el otro día, capturando la última de los 362.919 fotogramas de película en color. En ese momento quedó terminado el primer largometraje de dibujos animados, que ha requerido 1.500.000 dibujos individuales en tinta y pintura, y obras en acuarela. También en ese momento, la profundidad, percepción de perspectiva y distancia, hasta ahora sólo logrados en películas de acción real, se han hecho posibles en los dibujos animados.

Tanto la cámara gigante como el film, empezaron hace 4 años por decisión de Walt Disney, creador de Mickey Mouse y el Pato Donald, para producir una película basada en un conocido cuento popular. El resultado es "Blanca Nieves y los Siete Enanitos", una versión del famoso cuento de los Hermanos Grimm, filmado con cámara multiplano.

Hasta hoy, los dibujos animados eran una serie de fotografías de dibujos pintados sobre hojas rectangulares de celuloide sobre un único plano. Es decir, al ser fotografiados los "cels", u hojas transparentes que contienen los dibujos, se colocaban sobre el fondo como si se amontonaran hojas de papel. En cada cell se pinta una parte de la escena que se verá en pantalla.

Blancanieves 00016
Disney quería mejorar el impacto visual de los muchos dibujos que componen una película logrando un efecto de enfoque en los fondos, iluminando varios niveles individualmente y separando el primer plano del fondo, manteniendo los elementos en su tamaño adecuado.

Su equipo de producción trabajó durante tres años para elaborar la nueva cámara para obtener estos resultados. Consiste en cuatro postes verticales de acero con viales que pueden mover 8 planos diferentes en vertical y horizontal. En cada plano se coloca una pintura en cell que representa una parte distinta del fondo donde se desarrolla la acción.

Blancanieves 00015
Con su similitud a una imprenta de prensa, la cámara tiene una altura de 11 pies y ocupa un área de 6 pies cuadrados. Fabricada con una precisión casi micrométrica, permite fotografiar con precisión tanto el plano más cercano como el más alejado, aunque el primero se encuentre a dos pies de la lente y el último a nueve.

Cuando el guión exige que la cámara realice un acercamiento, la lente se queda estática mientras los diferentes planos se mueven hacia arriba. De esta manera las casas, árboles o la luna que aparecen en el dibujo mantienen su tamaño proporcional.

Cuando todo está listo para filmar, un operador se ocupa de cada nivel de la cámara, ajustando los cels, subiendo o bajando los niveles e iluminando las escenas según sea necesario. Moviendo todos los cels, excepto los que son atravesados por la cámara, a la misma velocidad, y así se crea la ilusión de movimiento.

Blancanieves 00014
A diferencia de la fotografía de imagen real, en la que la cámara captura los colores primarios en tres negativos en una sola exposición, en animación la cámara toma tres fotografías de cada grupo de cels grabando el verde, el rojo y el azul por separado. Por eso, para completar los 7.560 pies de cinta, se tuvo que usar tres veces esa cantidad de película. Después, se reveló cada una y se copiaron una sobre otra para crear un único negativo.

Mucho antes de que las imágenes llegasen a la cámara, los artistas crearon decenas de miles de dibujos. Los animadores trabajaron durante seis meses creando innumerables bocetos para conseguir captar la esencia de los personajes que debían retratar y fueron capaces de mantener su afán día tras día. Se hicieron audiciones de 500 voces de las que 9 fueron seleccionadas para dar vida a la personalidad de los personajes creados por los animadores. Los de efectos de sonido experimentaron con extraños aparatos, rompiendo cristales, derrumbando cajas, caminando sobre barro... buscaban sonidos que se integrasen con la acción. Se seleccionaron colores para los personajes y para crear los ambientes adecuados.

En animación, los sonidos se graban antes de que las cámaras empiecen a rodar. Estos sonidos son luego sincronizados con los movimientos de los personajes mediante unas plantillas que reflejan las unidades temporales. Como cada segundo necesita 24 fotogramas, la acción y los sonidos se deben registrar de acuerdo con estas plantillas. cada golpe rítmico de la música es representado por un metrónomo eléctrico, y todo lo demás se relaciona con cada golpe rítmico.

Blancanieves 00013
Debido a que la imagen debe tener un paralelismo exacto con la pista de sonido, se hizo una plantilla para toda la película. Cada dibujo incluía notas para ayudar a los artistas en su trabajo, y sus dibujos se separaron lo justo para que fuesen acorde al sonido. A partir de estas plantillas los artistas, dibujantes y técnicos de sonido, trabajaron fotograma a fotograma para construir cada parte de la película.

Hace poco observé a los actores y músicos, todos provistos con auriculares, mientras grababan el diálogo y la música. Cada sílaba y cada nota empezaban y terminaban con un golpe rítimico.

Gráficos de las voces con las palabras marcadas, se repartieron a los artistas, que estudiaron cada párrafo escuchando las voces y creando la acción, y dando forma a los labios según las palabras que escuchaban.

Blancanieves 00012
Cuando un animador creaba los movimientos de los labios para sincronizarlos con una palabra, frecuentemente recurría a la pista de sonido para saber exactamente cuantos fotogramas necesitaba para completar cada movimiento. Cuando los enanitos tropezaban contra la vajilla y la tiraban al suelo, escuchaban la cinta que les permitía sincronizar los dibujos con lo que escuchaban.

El sonido representa un constante problema para el dibujante, pues no puede usar los sonidos de una manera concreta, como se hace en el caso de la acción real. Aquí debe hacer que concuerde el sonido con la acción, fotograma a fotograma.

En una escena, uno de los enanitos sube las escaleras y se asusta, los otros seis, espantados corren y entre todos hacen caer la vajilla. los utensilios de cocina desparramados suenan algo diferentes a través de un altavoz, por lo que los técnicos de sonido apilaron un montón de cajas en el estudio y grabaron los sonidos que producían al caer al suelo. Después, los animadores, escuchando la grabación sincronizaron golpe a golpe los dibujos con el sonido. El sonido de cristales rotos se hizo tirando una lámina enorme desde una escalera de 8 pies que era sujetada por dos hombres.

Blancanieves 00011
Hubo momentos del guión requerían un trabajo mucho más complicado por parte de los técnicos de sonido. ¿Cómo sonaría un espejo mágico? ¿Que clase de ruído harían siete enanitos comiendo sopa? y lo más importante: ¿Cómo resultaría el sonido en la banda sonora? Estos problemas constituían un dilema. Fueron los ingeniosos magos del sonido los que los solucionaron.

Imaginaron que si un espejo hablase, sonaría una voz masculina con un sonido sepulcral. Durante semanas se grabaron voces en cajas, a través de sábanas, delate de mamparas... Por fin a uno de los técnicos se le ocurrió construir una caja con parches de tambor en cinco lados, dejando abierta la sexta. en la apertura el actor introducía su cabeza y hablaba frente al micrófono convirtiéndose en el espejo mágico.

Para lo de la sopa, siete trabajadores del estudio se sentaron en una mesa durante día y medio, sorbiendo leche malteada y comiendo wafers. los sorbidos cortos representaban la parte tenor y los largos eran los bajos.

Blancanieves 00009
Cuando los enanos se lavaban mientras cantaban, siete hombres se reunieron al rededor de un barreño lleno de agua del tamaño de cinco bañeras, lavando sus caras y sumergiendo sus cabezas y cantando bajo el agua. Los sonidos subacuáticos se grababan con un micrófono hermético. Y para representar a alguien caminando dentro de un charco, usaron el mismo barreño lleno de barro en el que un hombre se metió durante varias horas con un metrónomo que le marcaba el ritmo de los movimientos.

La uso del color ha avanzado mucho en los dibujos y su uso es tan mecánico como el del sonido. En un solo plano, Blanca Nieves aparece en quince tonos diferentes, seleccionados entre los 350 colores básicos disponibles en el laboratorio de color del estudio. Estos tintes varían desde el 685-1/2 (zapatos amarillos) al pastel 23 (mejillas). Cuando canta, se añaden 6 colores distintos a sus ojos y boca en los primeros planos, que van desde el naranja-amarillo al rojo vivo para los labios. Sobre cada dibujo se anotan los colores que llenarán cada área del dibujo y después, un montón de chicas se encargarán de rellenarlos según el número.

Los dibujos se componen de entre tres y siete cels en cada plano, dependiendo de la acción de los personajes. Por norma general se usan cuatro cells por plano.

Supongamos que fotografiamos a Blanca Nieves cantando. Para esta secuencia, entendiendo que el personaje tendrá movimiento, el primer dibujo será el fondo, por ejemplo la pared de la casa. El siguiente dibujo en un cel será su cuerpo sin brazos ni cabeza. Para mostrar los movimientos necesarios sincronizados con la música grabada semanas antes, se colocan dos cels, uno conteniendo a cabeza y otro los brazos. Tras cada fotografía se sustituyen los cels que sustituyan a éstos.

Este proceso se repite aproximadamente cada sesenta fotogramas hasta que se termina un movimiento completo. Proyectados a razón de 24 fotogramas por segundo se crea la ilusión de movimiento en color.

Blancanieves 00007
Terminado el proceso de animación que consiste en completar la multitud de dibujos que representan figuras completas o partes concretas, filmar la película fue un proceso meramente mecánico, pero que requería una precisión que sólo se puede encontrar en las mejores máquinas de manufactura.

"Tinta y pintura" representan el cuello de la botella, pues el proceso no se puede completar más rápido de lo que las manos artesanas tardan en completar los dibujos. Ya que para esta producción fueron necesarios una media de veintidós cels pintados por cada pié de película, fueron 166.352 dibujos terminados los que se expusieron ante la cámara.

Esto supuso una media de noventa pies diarios de película terminada, que requerían 1.960 dibujos cada día, representando el mayor trabajo de pintura de la historia del mundo.

Más Arte de Blanca Nieves

Más ejemplos de Arte conceptual y Storyboards de Blanca Nieves y los 7 Enanitos:


Los dos dibujos siguientes corresponden a los storyboards de una escena eliminada de la película. En ella, la protagonista interpreta el número musical "Someday My Prince Will Come" (Mi Príncipe Vendrá), al tiempo que sueña con un encuentro con su príncipe en las estrellas. La canción se conservó en la película pero en lugar de mostrarnos a Blanca Nieves soñando, podemos ver cómo le cuenta a los enanitos su historia mientras éstos la escuchan atentamente emocionados.

Posted by Picasa

El Arte de Blancanieves y los 7 Enanitos

Gustaf Tenggren era un ilustrador sueco que se unió al equipo de Artistas de Disney en 1936 para trabajar en Blancanieves y Pinocho. El arte conceptual que Tenggren elaboró para Blancanieves es una auténtica maravilla no solo por la belleza de los dibujos sino también por su detalle y capacidad narrativa.


Posted by Picasa

El Libro de la Selva: Arte

Aquí tenemos algunos ejemplos de arte conceptual de El Libro de La Selva. Estos dibujos sirvieron de inspirador a los animadores y artistas de fondos para definir el estilo visual de la película y para crear el exótico mundo en el que se mueven sus personajes.














sábado, 20 de octubre de 2007

Blanca Nieves cumple 70 años


70 años han pasado desde que se estrenó Blancanieves y los 7 Enanitos, el primer largometraje animado de la historia del cine, todo un hito y un mito.

Durante 7 décadas, esta película ha deslumbrado a los espectadores, generación tras generación, transportándolos a un mundo donde olvidarse de la realidad, con una historia y unos personajes que han sido capaces de calar en la memoria y la cultura popular. Sus imágenes y su música causaron un impacto espectacular en su época y hoy en día siguen sorprendiendo.

Estrenada el 21 de Diciembre de 1937 y basada en el clásico cuento de los Hermanos Grimm, fué un éxito rotundo, convirtiéndose en la película más taquillera hasta esa fecha y conservándose aún hoy en día en los primeros puestos si se tiene en cuenta la inflación. Pero el secreto de su éxito fué muy complejo.

Algunos la llamaron Disney's Folly (la locura de Disney), y no sin razón, pues Walt arriesgó todo lo que tenía para llevar a cabo tan titánica obra cuyo presupuesto inicial era de medio millón de dólares que, debido al afán de perfecionamiento de Walt, fueron poco a poco multiplicándose hasta casi alcanzar la impresionante cifra de 1,5 millones (hablamos de 1937). El desarrollo de la cámara multiplano, fué en gran parte responsable de este aumento de presupuesto.

La idea surgió en 1934 y varios títulos rondaban en la cabeza de Walt (Alicia en el País de las Maravillas, Peter Pan, Bambi...) y empezó la pre-producción de todos ellos hasta decidirse al final por Blanca Nieves y archivar el resto para realizar futuros largometrajes en caso de tener éxito. Pero no fué fácil llevar a cabo todo el trabajo, debido a la desconfianza de los inversores. United Artists le dió la espalda a Walt Disney porque no confiaban en el proyecto, a pesar de que Walt les garantizó un adelanto de los posibles beneficios que obtendría el film.

Todos los miembros del equipo que se ocupó de la gestación de la película describen el proceso de creación como algo duro y emocionante a la vez. Se enfrentaron a varios retos que consiguieron superar gracias a su innegable talento. En primer lugar, el diseño de los dibujos debía ser novedoso, más estilizado y no tan cómico como el de las caricaturas a las que estaban acostumbrados, y debían lograr un colorido más sobrio y realista para lograr que el espectador se adentrase en la atmósfera de la película. Otra de las dificultades fue la de convertir la película en una comedia, conseguir hacer reír a la gente, pero con gags más sutiles y menos estridentes que los de los cortos de Mickey o Donald, para lo cual Walt Disney decidió premiar a sus trabajadores con 5 dólares cada vez que aportasen un nuevo gag.

En futuros posts me centraré en el proceso de creación de Blanca Nieves y los Siete Enanitos (y también de otras películas). Este post es para celebrar los setenta años de esta obra maestra que es el pilar sobre el que hasta hoy se sostiene el cine de animación, y que áun sigue siendo la más bella de todas.