AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

jueves, 19 de junio de 2008

PINOCHO: Un Mundo Lleno de Detalles


Para llevar Pinocho a la Pantalla Walt Disney y sus artistas pusieron mucha atención a los detalles, tanto en la animación como en el diseño de personajes y en los fondos. Cada personaje debía tener su forma característica de moverse y debían tener sutiles expresiones y movimientos acordes a su personalidad. Pero lo primero era la historia, y fue ahí donde Walt Disney dio un gran paso utilizando los Story Boards de manera muy extensa, para no perder detalle. Éstos se examinaban y se modificaban si era necesario con cientos de pequeños dibujos que escenificaban punto por punto todas las escenas de la película.

Walt Disney, fue quien inventó el método de los Story Boards, y también quien los desarrolló hasta el punto de convertirlos en un guión gráfico, ya que en aquella época no se hacían guiones para las películas de animación. Se escribían ideas que se materializaban en dibujos y se modificaban hasta la saciedad. Walt Disney no daba nada por terminado si no era completamente de su agrado.


Desde los bocetos conceptuales hasta los layouts y los fondos, cada escenario de la película fue ilustrado con tanto detalle que uno puede pasarse horas mirando uno solo de los fondos y descubrir cada segundo una cosa nueva.

Los animadores situaron la acción en algún lugar soleado de italia, caluroso, con calles llenas de vida y paredes de yeso desconchado. De esa manera pintaron los decorados cuidando mucho la iluminación y la luz reflejada del suelo, así como la arquitectura, la perspectiva.

La cámara multiplano fue usada en Pinocho muchísimo mas de lo que lo fue en Blanca Nieves, con nuevas técnicas que permitieron incluso hacer travellings aéreos con un realismo sorprendente.


Tanto es el detalle de los fondos que era inevitable que todos los personajes pasaran cada dos por tres por detrás de algún objeto, lo cual conlleva una gran dificultad a la hora de dibujar, porque hay que cortar los dibujos dcon tal precisión que al transferirlos a las hojas de celuloide no queden por encima del dibujo del fondo que se debe encontrar por delante del personaje.


La gran dificultad que suponía rodar los planos aéreos en movimiento encareció el coste de la película hasta alcanzar los 2,8 millones de dólares, y desde entonces no se volvieron a rodar ese tipo de escenas hasta que llegó la tecnología de los ordenadores.



No hay comentarios: