AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

viernes, 3 de octubre de 2008

La Bella Durmiente: Una Vez en un Sueño


Más de 7 años de trabajo y 4 millones de dólares fueron necesarios para llevar a la pantalla lo que en su día fue un fracaso comercial y que hoy en día es una de las películas más famosas de la historia.


Walt Disney se encontraba totalmente inmerso en sus proyectos para la televisión y su primer parque de atracciones Disneyland. Fue por esto que estuvo menos involucrado en la producción de La Bella Durmiente. Sin embargo tenía plena confianza en su equipo de artistas los cuales se ocuparon de realizar el film siguiendo el consejo que les dio Walt: "hacedla hermosa, sin prisas". Así es como él quería que se hiciera esta película. Quería que fuese visualmente novedosa e impactante, pero que conservara el encanto de sus anteriores largos animados. La historia era muy conocida y no era necesario demasiado esfuerzo para construirla, pero lamentablemente no se prestó la atencion adecuada al desarrollo de los personajes. A pesar de todo, hoy en día no hay nadie que se atreva a negar que La Bella Durmiente es puro Disney en esencia y a pesar de la esquematización de los personajes, éstos han sido ya tan mitificados en la cultura popular que nosotros mismos los hemos dotado ya de la personalidad y carisma suficientes como para empatizar con ellos al ver la película.


Fueron precisamente los personajes y la historia lo que hicieron que la crítica se cebara con LBD con frases como "Disney copiándose a sí mismo". Las similitudes con Blanca Nieves y los Siete Enanitos son muy evidentes, y las comparaciones son inevitables al tratarse de una película creada por el mismo estudio cinematográfico. Sin embargo, casi 50 años después, las vemos muy distintas teniendo en cuenta sobre todo la faceta artística. LBD fue un proyecto muy ambicioso ideado para mostrar al público cuanto se había mejorado en el mundo de la animación desde Blanca Nieves. Sin embargo el público la consideró demasiado pretenciosa. Su estilo visual, hoy considerado como una obra de arte, fue criticado negativamente por sus diseños recargados y angostos.

El Hecho de que LBD haya sobrevivido el paso de los años, y que sea considerada como una de las mejores películas de Walt Disney, es lo que demuestra que hay películas que no sólo envejecen muy bien, sino que además rejuvenecen con el tiempo. Otros clásicos como Dumbo o Merlín el Encantador pueden parecer pasados de moda, pero LBD sigue siendo actual y fresca a pesar de que algunos de sus elementos la sitúan en un marco histórico en el que la filosofía del mundo aún era algo "carca" para nosotros. No estoy hablando de la época medieval, que es en la que se ambienta la historia del film, sino de la época en la que se hizo, en plena mitad del siglo XX, muy poquito antes de que tuviera lugar en el mundo una revolución hippy que cambió el concepto de moralidad para siempre.


3 comentarios:

Sergio Recio Gamo dijo...

Esto es solo la punta del iceberg.

Fascinante, interesante y completo como siempre, amigo escritor.

¡Un saludo y gracias por el espléndido trabajo!

Anónimo dijo...

Sin duda, el más trabajado y perfeccionado largometraje de Disney. Admirable en cada uno de sus fotogramas, donde se ven las horas y años de sudor que finalmente dieron a luz a esta joya única que ocupa un gran sitio en la historia del cine y de la animación por excelenica.
Era el fin de una era, porque nadie después pudo igualar esa maravilla.

Jorge dijo...

Sin duda una de las mejores adaptaciones de un cuento a la pantalla, es una de mis peliculas favoritas.