AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

jueves, 19 de febrero de 2009

El Legado de Mary Poppins


la reacción de la crítica respecto a Mary Poppins fue inmediata y entusiasta: Hollis Alpert, en "The Saturday Review" expresó la opinión de muchos llamando al film "una de las más magníficas obras jamás realizadas en Hollywood." Hubo algunas críticas negativas: una de ellas la calificaba de ser un "enorme marshmallow cubierto de crema", otra decía que "habría sido mejor llamarla Lolli- Poppins" (Lollipop significa piruleta en inglés), pero la mayoría de los críticos estaban de acuerdo con Judith Crist, quien la describió como una "Encantadora, imaginativa y técnicamente impresionante película musical, brillante por su originalidad, melodía y mágicas interpretaciones."

La autora de Mary Poppins P.L. Travers estaba poco menos que encantada con el resultado, y durante muchos años sólo hablaba en privado de sus reservas sobre la película. En 1972, Brian Sibley escribió una biografía de Walt Disney (que a fecha de hoy todavía no ha sido publicada), y pidió una entrevista con la Sra. Travers para hablar de Mary Poppins. A pesar de que en una primera instancia rechazó hablar del tema, escribió al autor una carta en la que explicaba su punto de vista. En la carta escribió lo siguiente:

...Soy muy consciente de que los libros tienen que sufrir grandes cambios cuando son llevados a la pantalla. La magia de un libro radica en las palabras, mientras que en el cine se convierte en un truco... La gente que hace películas es extraña. Es como coger una salchicha, quitarle el relleno y quedarse con la piel, y luego rellenar esa piel con sus propias ideas, muy lejos de la sustancia original. Tratan de "mejorar" lo que hay, sin importar cuanto o por cuanto tiempo ha sido así. Pero tengo que admitir que amenudo lo hacen bien. La película "Mary Poppins", con todo su glamour y esplendor y la gran energía de su reparto, ha sido un tremendo éxito. Pero si comparamos la película con el libro, el cambio también es tremendo...

Con el paso de los años, Pamela Travers suavizó su actitud hacia la película. A finales de los 80, ella, junto al escritor Brian Sibley estuvieron a punto de escribir una secuela de Mary Poppins para los estudios Disney. Sibley organizó una proyección privada de la película para la autora, quien no tenía en su casa ni siquiera un televisor. la Sra. Travers no había visto la película desde su estreno en 1964.


Tras ver la película por segunda vez después de 25 años, la Sra travers hizo una crítica bastante favorable aunque todavía desaprobaba algunas cosas. Había muchos momentos que en su opinión capturaban la magia de sus historias y sugirió que se tuvieran en cuenta esos aspectos para la secuela. Sin embargo el proyecto fue cancelado, igual que otros muchos en Hollywood y Mary Poppins quedó finalmente como una película única e irrepetible.


Se estima que en el año de su estreno, Mary Poppins fue vista por unos 200 millones de personas y que recaudó unos $45.000.000 en todo el mundo. La película consiguió numerosos premios, incluyendo 13 nominaciones a los Oscars, de los que consiguió 5, uno de los cuales fue para la actriz Julie Andrews quien aceptó el premio dando las gracias a Walt Disney. Pero más importante que el éxito, fue la afectuosa acogida que el público dió a la película.


Desde Steamboat Wille en adelante, Walt dio mucha importancia a la música en sus películas y las canciones jugaban un papel vital en sus Silly Symponies y todas sus películas animadas. Sin embargo, con la excepción de "Babes in Toyland" el estudio no tenía costumbre de producir películas musicales. La creación de esta película musical llena de memorables melodias y sentimentalismo fue poco menos que un milagro.


El estudio Disney jamás pudo retomar del todo la fórmula, ni siquiera con películas como El Más Feliz Millonario, o incluso La Bruja Novata. Otros estudios trataron de hacerlo con Doctor Dolittle y Chitty Chitty Bang Bang, que tan sólo lograron quedar a la sombra la de la espectacular Mary Poppins.

Mary Poppins fue quizás el mayor triunfo cinematográfico de Walt Disney durante su vida, y la canción Feed the Birds se convirtió en su favorita. Una canción profundamente emocional que tenía para él mucho más significado que When You Wish Upon a Star, de la banda sonora de Pinocho, considerada el himno oficial de la empresa.


Durante los últimos días de Walt, Los hermanos Sherman acudían regularmente a la oficina de Walt a petición de éste para charlar al final del día. Walt pedía a Richard que tocara el piano y sabía exactamente qué canciones quería oír. Mientras escuchaba la música, Walt miraba por la ventana del estudio que había construído. Pensaba quizá en todos los planes que todavía tenía en mente para su empresa, pero que nunca vería cumplidos.

Después de la muerte de Walt, en Diciembre de 1966, Richard Sherman solía ir a la oficina vacía de Walt de vez en cuando, se sentaba al piano e interpretaba Feed The Birds en memoria del extraordinario hombre que dio al mundo algo que viviria para siempre: un clásico del cine de fantasía y una obra maestra musical.

No hay comentarios: