AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

viernes, 23 de octubre de 2009

Dumbo: La película que salvó a Disney de la Bancarrota


Los dos grandes estrenos de Walt Disney en 1940, Pinocho y Fantasia, fueron un desastre económico ya que el mercado internacional estaba bloqueado debido a los problemas causados por la Segunda Guerra Mundial, por lo que durante los años siguentes, el mercado cinematográfico de EEUU se vio muy limitado y tuvo que centrarse en la distribución por el resto del continente americano.

En medio de ese conflicto, Walt Disney se vio obligado, al igual que otros estudios, a realizar producciones con un presupuesto más bajo y con fines puramente comerciales para garantizar la supervivencia del estudio y de sus trabajadores. Fue así como Walt decidió dar luz verde a un proyecto por el que en un principio se mostró muy desinteresado, pero Joe Grant y Dick Huemer escribieron un bosquejo de la historia y lo dejaron sobre el escritorio de Walt, quien al día siguiente, después de leerlo corrió a buscarles diciendo "¡Esto es grandioso! ¿Qué pasa después?"


Su duración de 61 minutos y su sencillísima producción resultaon en un coste final de $813.000 y un éxito de taquilla inmediato, llegando a recaudar $2,5 millones, lo que salvó al estudio de la bancarrota tras los elevados costes de producción de Pinocho y Fantasía que estuvieron a punto de hundir al estudio.

La distribuidora de la película, RKO Pictures, no veía factible el estreno de Dumbo como el de un largometraje normal. Sugirieron a Walt que acortara su duración para estrenarla como un corto o que extendiera la duración hasta 70 minutos como mínimo. También sugirieron estrenarla como una película de serie B. Sin embargo Walt se mantuvo en sus trece dándole a Dumbo el mismo bombo y platillo que a sus anteriores producciones y sin modificar la duración del film. A pesar de ello, en sus orígenes Dumbo había sido en efecto planeada como un cortometraje cuyo desarrollo fue encargado a Ben Sharpsteen.

Es increíble pensar cómo estas dos superproducciones animadas fueron eclipsadas por el apabullante éxito de una sencilla historia sobre un pequeño elefante volador con un presupuesto significativamente más bajo que el de sus predecesoras.


Tanto fue el éxito de Dumbo que la revista Time tenía planeado ponerlo en su portada, sin embargo, el ataque al Pearl Harbor obligó a la publicación a modificar el contenido de la revista.

Fue a primera película de Disney para Sterling Holloway (la Cigüeña) y Verna Felton (la matriarca de los elefantes). Ambos se convertirían en habituales en las películas de dibujos animados de Disney durante los próximos treinta y cinco años.

Dumbo es la única película animada de Disney cuyo protagonista principal no habla. La Sra. Jumbo (Dumbo de su madre) sólo habla una vez cuando dice que va a llamar a su hijo Jumbo Junior(el nombre original de DUMBO). Además, después de Blanca Nieves y los Siete Enanitos, fue la última película de Disney en utilizar fondos de acuarela. Se usó esta técnica por ser más barata que las aguadas y el óleo usados en Pinocho y Fantasia. La acuarela no se volvió a usar en otra película de Disney hasta Fantasia 2000 y de manera más extensa en Lilo & Stitch, en 2003.

Durante la producción se produjo una larga y amarga huelga de animadores, en la que la mitad del personal del estudio se marchó. Algunos de los huelguistas son caricaturizados como los payasos que van a exigir al jefe del circo un aumento de sueldo.

No hay comentarios: