AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

martes, 14 de abril de 2009

Pocahontas



 
En este su largometraje de animación número 33, adaptan por vez primera una historia real, conceden protagonismo absoluto a los personajes humanos —definidos de un modo realista y los únicos que hablan—, avanzan por el camino de la mayor profundidad dramática que ya emprendieron en La Bella y la Bestia El Rey León, arriesgan mucho más en la resolución estética, y se atreven con un final abierto, no plenamente feliz.


La acción comienza en 1607 y se centra en la historia romántica entre Pocahontas, una india hermosa y valiente, y el capitán inglés John Smith, un aventurero temerario e idealista. Smith dirige las tropas con las que el codicioso Gobernador John Ratcliffepretende colonizar Virginia y hacerse con todo el oro que cree que llena estas bellísimas tierras vírgenes. El amor entre Pocahontas yJohn Smith se interpondrá en mitad de la espiral de odio entre indios e ingleses, que lleva la historia al borde mismo de la tragedia.
 
En su resolución visual, Pocahontas es una película fascinante. Brilla con luz propia su estilo hiperestilizado, inspirado en el ilustrador norteamericano Leyendecker. A esto se añade una soberbia animación de todos los personajes, una originalísima paleta de colores, el vigor de sus abundantes tomas subjetivas, la sensibilidad de sus pasajes poéticos y la espectacularidad de sus secuencias de acción, que la convierten en una película muy moderna y agradabilísima de ver.
 
También cabe destacar la magnífica integración en la trama dramática de abundantes y sobrios golpes de humor, protagonizados por los cuatro secundarios de lujo de la película: el mapache Miko, el colibrí Flit, la Abuela Sauce y el vanidoso perrito Percy.

Donde la película no alcanza la fuerza dramática de La Bella y la Bestia y de El Rey León es en el ritmo narrativo y en la profundidad del argumento, elementos que van muy unidos entre sí. El guión hace un conglomerado de temas en boga —ecología, indigenismo, espiritualidad New Age, condena al colonialismo y al racismo, romanticismo...— cuya medida y progresiva aparición resulta a veces demasiado artificiosa, de diseño.
 

En cualquier caso, 
Pocahontas es una película preciosa, amable y llena de magia, que cumple con creces su objetivo de entretener y hacer pensar a un público familiar.

 

Para Roy Disney, se trata de contar historias universales con un lenguaje universal, y es que Pocahontas está llena de mensaje, de entendimiento y paz entre los pueblos. Hay personajes positivos que mueren en la película. Queríamos mostrar la violencia sin sentido que enfrenta a las razas- insiste el productor de este Bailando con lobos animado.
 
Es cierto que hemos idealizado a los indios, pero Hollywood ha mostrado durante muchos años solo el aspecto violento de los indios, dejando de lado todo lo demás.
 
    - Ganadora del Oscar (1996) en mejor música para comedia o musical y mejor canción ("Colors of the Wind").
    - Globos de Oro (1996): premio a mejor canción ("Colors") y nominación a la banda sonora.
    - Grammy (1996): premio a mejor canción para película o telefilm ("Colors").
    - Young Artist (1996): nominación a mejor película familiar musical o de comedia.
 
Anécdotas
    * La canción "If I Never Knew You" se eleminó del film cuando, en un pre-estreno, los niños la encontraron aburrida.
    * Le siguió una secuela rodada para video titulada Pocahontas II: Viaje a un nuevo mundo (Pocahontas II: Journey to a New World,1998), de Tom Ellery Bradley Raymond.



Fuente: Publicado por Vero en Desde Burbank

Los orígenes de La Montaña Embrujada

La tercera entrega de la serie de La Montaña Embrujada de Walt Disney Pictures se estrenó el día 13 de Marzo de 2009. Se trata de una emocionante película de ciencia-ficción y aventuras sobre dos adolescentes con poderes sobrenaturales y cuenta con Dwayne Johnson en el reparto interpretando a un conductor de taxi que se ve inmerso en una persecución extraterrestre. La aventura es divertida pero los impresionantes efectos especiales resultan verdaderamente mágicos para cualquier fan de la saga que empezó en la década de los 70 con La Montaña Embrujada y Regreso a la Montaña Embrujada.



En 1975 Disney había llevado a la pantalla todo tipo de historias, desde niñeras mágicas y coches voladores hasta duendes, pero no había explorado el terreno de la ciencia-ficción, con la posible excepción de 20.000 Leguas de Viaje Submarino. Esto cambió con el estreno en 1975 de La Montaña Embrujada (Escape to Witch Mountain), que introdujo a Disney en el mundo de los OVNIs por primera vez. "Creo que hubo muchos avistamientos en los 70 y la gente empezó a creer que veían platillos volantes" apunta Kim Richards, quien interpretó a Tia en las dos primeras entregas de la saga, "Estoy segura de que tuvo mucho que ver con estas películas en aquellos momentos." Clásicos como Encuentros en la Tercera Fase jugaban con estos tópicos en una época en la que el interés por lo paranormal se adentraba en nuevos terrenos.



La Montaña Embrujada fue originalmente ideada como una miniserie de dos episodios para la televisión antes de que surgiera la idea de llevarla al cine debido a la fuerza de su historia y sus personajes. Basada en el libro de ciencia-ficción de Alexander key sobre dos niños extraterrestres que intentan volver a casa, LME fue algo diferente para Disney y requería un toque especial. El joven director británico John Hough, conocido por su trabajo en la serie de televisión Los Vengadores y el film de terror The Legend of Hell House (1973), fue contratado por Disney para dirigir LME. "Disney quería algo más realista" comentó en una ocasión.

Ciertamente la extraña historia de estos jóvenes con poderes psíquicos requería actores adolescentes que pudieran interpretar con naturalidad y ser conscientes de las fuerzas que manejaban los personajes. Aunque a las audiciones acudieron muchos jóvenes actores como Jodie Foster, el director John Hough supo que había encontrado a los Tia y Tony perfectos en Kim Richards y Ie Eisenmann, y durante la producción se mostró muy satisfecho con el talento de ambos. Bajo contrato con Disney, Kim ya había aparecido en varios episodios de El Maravilloso Mundo de Diney cuando fue seleccionada para LME. Su hermana pequeña, Kyle, también aparece en la película interpretanto a Tia cuando era pequeña en las escenas de los misteriosos flashbacks. Curiosamente su media-hermana, Kathy, es la madre de Paris Hilton. Ike era veterano de las películas para la televisión y su trabajo en La Montaña Embrujada le proporcionó un contrato tras unos días de filmación.

Ciencia-Ficción significa efectos especiales, y el oscarizado equipo de efectos especiales de disney hizo lo imposible con la primera versión de La Montaña Embrujada, incluyendo a los niños que levitan, un lápiz de color que hace un dibujo por sí mismo y una lucha en el aire. "no cabe la menor duda de que por entonces Disney estaba a la cabeza en efectos especiales, más que cualquier otro estudio", recuerda Hough, "porque no había los medios que hay hoy en día. Eran muy inventivos y convincentes." Se usaron técnicas muy distintas para crear los extraños acontecimientos que causaban los niños de La Montaña Embrujada, incluyendo el uso de miniaturas.



La película se estrenó el 21 de marzo de 1975, y con su mezcla de suspense, lo sobrenatural y las emociones, además de ciertos toques estilísticos como los famosos títulos de crédito para los que se utilizó la animación de los perros furiosos de Bambi (1942), fue todo un éxito. El público pedía una secuela, y tres años después, Hough y los jóvenes protagonistas volvieron a reunirse en Regreso a la Montaña Embrujada (1978), que en España tuvo dos títulos, el segundo fue Los Pequeños Extraterrestres. Tony y Tia vuelven a la tierra a pasar unos días de vacaciones, pero tony es secuestrado por un científico loco sin escrúpulos que aprende a controlar los poderes del chico mediante un artilugio de control mental. De nuevo, Hough eligió un elenco de actores totalmente inesperado, incluyendo a Bette Davis y Christopher Lee interpretando a la rica excéntrica Letha Wedge y el malvado Dr. Victor Gannon. Bette Davis aparecía por primera vez en una película de Disney en el que fue su 83º film. "Mi nieto Ashley estaba entusiasmado al saber que su abuela iba a estar en una película de Disney," mencionó Davis en una ocasión, "y por primera vez le impresionó el hecho de que yo fuese una actriz famosa. Desde ese momento empezó a tratarme con mucho már respeto. Yo lo encontré muy divertido". En cuanto al veterano del cine de terror Christopher Lee, éste aceptó el papel gracias a Bette Davis. "Cuando me comentaron que tendría la oportunidad de trabajar con ella respondí 'Sí', porque es la mejor actriz que puedo recordar en la historia del cine", Comentó Lee.



De nuevo, los magos de los efectos especiales de Disney usaron su magia para recrear los extraordinarios poderes de los niños. En la secuela se utilizó la misma maqueta del ovni que se usó en la primera película. El climax de la película es la lucha or el control mental entre Tony y Tia en la que los efectos especiales muestran una serie de grandes objetos volando por los aires.

La primera película de la saga de La Montaña Embrujada, abrió la puerta a Disney para producir más películas de ciencia-ficción como El Abismo Negro (1979), Tron (1982), y Misión a Marte (2000).



Ike Esenmann dice que hay "muchas razones por las que la película fue tan impactante. Pensar que puedes ser de otro planeta y que lo acabas de descubrir, y que puedes tener poderes. Eso es algo que yo deseaba cuando era niño. Todo el mundo me dice que también tenía ese sentimiento.." El dilema de un niño tratando de averiguar quien es y de donde viene permite a la gente engancharse a la película y también verse a si mismos y pensar "¿Quién soy? ¿Cómo puedo encontrarme a mí mismo? Pienso que esa es la parte más inesperada de la historia y lo que hace que sea una película que la gente recordará siempre." Además La Montaña Embrujada ha inspirado otras producciones de Disney. Además de un capítulo piloto para una serie inspirada en la película en 1982, hubo también un remake para la televisión en 1995. Los creadores de la última película de la saga sienten un gran respeto por las películas originales. Esta versión es como un homenaje en la que Ike Eisenmann y Kim Richards vuelven a aparecer en papeles cameo, completando así el círculo.