domingo, 14 de febrero de 2010

La Cenicienta: Una obra maestra de Magia, Emoción y Sueños


Una bella criada convertida en princesa. Una brillante zapatilla de cristal y una carroza con forma de calabaza. Un baile real y un príncipe encantador, ratones leales y una inspiradora filosofía de amabilidad recompensada. El bien triunfando sobre el mal. Mezclar todos los ingradientes y ¿Qué tenemos? La Cenicienta, la conmovedora obra maestra de Walt Disney que llevó la animación a la máxima belleza y perfección. Una brillantez que solo la animación de Disney puede alcanzar.

La Cenicienta celebra su 60º aniversario el día 15 de Febrero. En honor a seis décadas de romance y magia, hacemos aquí un homenaje al bonito cuento de una princesa de cuento de hadas al que Walt Disney dio vida a través de su extraordinario equipo de animadores artesanos.


"Desde Blanca Nieves," dijo Walt sobre el estreno de La Cenicienta en 1950, "he estado deseando hacer una película que tuviera las mismas cualidades de entretenimiento y el mismo atractivo en todo el mundo." El creador de fábulas fílmicas se había sentido siempre fascinado con la historia de La Cenicienta. Uno de sus primeros cortos de la serie Laugh-O-Grams producidos en su estudio de Kansas City, fue el que produjo en 1922 basado en esa historia. Volvió a explorar las posibilidades de adaptar el cuento al modelo de su serie de Sinfonías Tontas en 1933 y acabó desarrollándola como largometraje en 1940. Tras el déficit financiero que supuso la Segunda Guera Mundial, Walt se decidió a recuperar el arte de la animación y convirtió La Cenicienta en su retorno a los largometrajes centrados en una única historia.


Walt eligió la historia de Cenicienta por su atractivo emocional y su magia. Él mismo había vivido una historia muy parecida evolucionando de la pobreza a la riqueza. "De algún modo, Walt era Cenicienta. Tuvo unos comienzos muy humildes." Dijo el legendario animador Marc Davis. "Él creía que el bien siempre triunfaba contra el mal y así era en las películas en las que se involucraba." Walt notaba que el público respondería bien al que era el cuento de hadas más conocido del mundo. "Quiero que te golpee el corazón," indicaba Walt a sus artistas durante la producción.

Según otro legendario animador de Disney, supervisor de animación de la cruel madrastra de Cenicienta, Frank Thomas, "Walt sabía que lo que haría al público reaccionar sería una chiquilla con problemas."



Para Marc Davis, animador de la protagonista junto a Eric Larson, "Cenicienta dirige la historia. Con Cenicienta puedes ver su dolor y sus sentimientos. Sin embargo, aunque tiene sus momentos tristes, se muestra bastante fuerte en todo momento. El público tiene que sentir que ella merece su atención."

En la creación de una nueva princesa, Walt y sus artistas tuvieron que superarse a sí mismos; La primera princesa Disney fue un personaje difícil de construir. Llegó un momento en el que Walt jugó con la idea de convertir a la misma Blanca Nieves en la protagonista de esta nueva película. Sería algo así como una secuela. Pero al final, Walt decidió crear un nuevo personaje que fuera una digna sucesora de Blanca Nieves.


la actriz de 18 años, Helene Stanley fue la fuente de inspiración de los animadores. Stanley interpretó a Cenicienta en las filmaciones de imagen real que servirían de referencia a los animadores, bajo la dirección de los artistas. Eric Larson alabó la labor de Stanley en el desarrollo del personaje haciendo referencia a su "apreciación de lo que conlleva la animación. Entendió el medio como pocas personas lo hacen, y fue una gran inspiración para los animadores a la hora de crear a una muchacha que pareciese real." En 1956, durante un episodio de The Mickey Mouse Club, Helen recreó su interpretación como cenicienta llevando el mismo vestuario que vistió durante la filmación del metraje de acción real, incluídas las oscuras líneas del vestido que servían de guía a los animadores para transformar la animar la  acción en animación.


La famosa cantante radiofónica Ilene Woods también tuvo una profunda influencia en el corazón y el alma del personaje, prestando su vibrante voz a la encantadora princesa. De manera significativa, la primera canción de La Cenicienta, compuesta por Mack David, Jerry Livingston y Al Hoffman, fue la maravillosa Soñar es Desear. Walt contrató a este trío de compositores durante una visita a Nueva York, atraído por su pegadiza canción titulada Chi-Baba, Chi-Baba, todo un éxito para Perry Como. Cabe destacar que fue Perry Como quien presentó las canciones de La Cenicienta en su programa de gran audiencia con Ilene Woods como invitada poco antes del estreno del film.


Cuando Walt contrató a los compsitores les pidió una demo y fueron ellos quien le pidieron a Woods el favor de prestar su voz para ello. "Cuando Walt escuchó su voz se emocionó," recordaba Jerry Livingston. "Lo siguiente que supimos es que la había contratado para hacer la voz de Cenicienta."

350 actrices habían pasado por las audiciones, pero Walt sabía que había encontrado la voz ideal para Cenicienta en Ilene Woods. "Fui la primera no-soprano que el estudio contrató," comentó en una ocasión Ilene. "Walt venía al final de cada sesión de grabaciones y sugería diferentes maneras dehacer las cosas. había un buen aura a su alrededor. Sentías que verdaderamente estabas en presencia de un genio."



Naturalmente, la nueva protagonista necesitaba un elenco que la acompañara aportando energía y humor a la historia con el mismo atractivo y diversión que los Siete Enanitos. "Debemos dar forma a los pequeños amigos de Cenicienta," dijo Walt en una conferencia sobre la historia. "Elegid animales que podrían vivir cerca de ella. Necesita alguien simpático con quien hablar." Entre todos los animales que vivían en el Chateau Tremaine se encontraban los pequeños ratoncitos Gus y Jaq, junto a los demás cuyos nombres (Bert, Suzy, Blossom y Perla) son menos conocidos. Gus y Jaq emergieron como un deleitable dúo cómico. Walt quedó impresionado con la primera animación que vio de estos personajes. "Maravilloso," le dijo al animador Ward Kimball. "Son muy divertidos."


"Yo estaba a cargo de los ratones," dice Ward. "Fue muy divertido porque era la primera vez que basábamos un personaje en una caricatura de algo real. Tratamos de dar a los ratones unas narices puntiagudas con bigotes y orejas de ratón, y eso fue innovador, sobre todo después de haber estado tantos años dibujando a Mickey. Elevó el valor de la caricatura de la realidad." Walt veía a los ratones como algo que mejoraba la historia original, a pesar de que en la versión francesa del siglo XVII se los mencionaba muy de pasada, Walt los eligió como base de la película. "Una versión cinematográfica puede dar mayor perspectiva y se pueden añadir personajes sin dañar la historia original," explicó Walt. "En La Cenicienta...  está la prueba de que el público disfrutó de los personajes añadidos, Gus y Jaq, valientes y entrañables ayudantes de Cenicienta." Jaq piensa rápido y Gus es leal. Ambos se ganaron el estatus de estrellas en otros medios como el cómic, tiras cómicas de periódicos y publicaciones como Walt Disney's Mickey Mouse Club Magazine.


"Walt demostró todas sus habilidades y talento en La Cenicienta," dijo Frank Thomas. "Pienso que hizo un trabajo maestro poniendo a cada personaje en su sitio con las cantidades exactas de comedia, sinceridad y suspense." Anunciada como "una historia de amor con música", La Cenicienta se estrenó el día 15 de Febrero de 1950 como el perfecto regalo de San Valentín para el mundo. Newsweek homenajeó la nueva película de Walt Disney con una espectacular portada, proclamando el film como "un delicioso carrousel de humor, fantasía y canciones." La maravillosa cinta fue un triunfo en taquilla, un buen cimiento para el futuro de la animación de Disney. Pero aún más importane es el hecho de que La Cenicienta caló en los corazones de quienes vivieron la experiencia. Marc Davis, que animó el inolvidable momento en que los andrajos de Cenicienta se convierten en un fantástico vestido de baile, recordaba una ocasión en la que un visitante que llegó a los estudios le preguntó a Walt "De toda la animación que se ha hecho en su estudio, ¿Cuál es su favorita?" Walt pensó por un momento y dijo "Bueno, creo que es cuando Cenicienta obtiene su vestido". "Esta es la magia de Walt Disney, este hombre optimista que de verdad creía que, si haces las cosas bien, de un modo u otro, obtienes tu recompensa," comentó Marc Davis.

La Cenicienta, que fue nominada al Oscar a la mejor banda sonora y mejor canción, después de 60 años, sigue demostrando que los sueños se pueden realizar

Fuente: D23

1 comentario:

Carlos dijo...

¡Felicidades,Cenicienta,nuestra Cenicienta!
Sin Cenicienta,Disney no sería tal vez lo que es ahora.
Este Clásico,es maravilloso.Una joya en todos sus sentidos.
En ella,como en tantas otras Obras Maestras de Walt Disney,persiste todo el Legado que nuestro querido Walt nos dejó.
Este trabajo maestro,demuestra el talento de ese hombre y su fascinante equipo de artistas,que,bajo su lema "Sigue siempre adelante",hacen que sus sueños se hagan realidad,logrando en todas sus creaciones una inolvidable historia,que,sin duda alguna,llega a la perfección.
Un Maravilloso Clásico y Obra Maestra que nadie puede dejar de tener.
No sé,este Clásico es especial...Desde el primer momento,con ese gran libro que se abre y nos mete de lleno en un mundo de cuento repleto de magia,y nos narra la historia de ese zapatito de cristal,que,a pesar de todos los impedimentos,pudo hacer los sueños de esa desdichada niña realidad,forman un clásico que es una fabulosa historia que cautivará a generación tras generación.
Un hada madrina que hacía maravillas con las calabazas,unos dulces ratoncitos y su querida canción,y el sueño de un hechizo que no puede durar para siempre,el maravilloso relato de una pobre niña huérfana de cumplir sus sueños...Pero no lo logrará tan solo con pedírselo a la Estrella Azul.
El personaje de Cenicienta es un personaje que te llega al corazón.
Ah,y no nos olvidemos de sus amigos ratoncitos,memorables y tiernos hasta más no poder.Ellos demuestran que los queridos secundarios animales Disney son personajes que te pueden llegar al corazón,por mucho que algunos bobos se empeñen en decir lo contrario.
Un Romance Inmemorial que te emociona hasta más no poder.Una historia que te mete dentro desde el principio,como toda buena historia debe hacer.
Este encantador cuento sobre una bella joven esclavizada por sus crueles hermanastras y su perversa madrastra,te lleva a vivir toda una increíble aventura y te hace pensar que tus sueños se pueden hacer reales.
Una historia repleta de magia y fantasía,con personajes entrañables,preciosas canciones y todos los ingredientes que hacen falta,para crear una Obra Maestra,receta que Walt Disney bien conocía.
¡Felicidades,Cenicienta!