AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

lunes, 26 de abril de 2010

Alicia de Tim Burton: El Arte Detrás de los Personajes


VESTUARIO
“Cada película encierra sus propios desafíos”, señala Colleen Atwood, la diseñadora de vestuario ganadora de dos Oscar®. “En ésta el reto eran sus dos mundos -el mundo en el que cae Alicia y el llamado mundo real que hay arriba-, y comprender en qué se parecían y en qué diferían. Cuando recurres a los libros originales, no ves muchas prendas de ropa. El sombrero del Sombrerero Loco es similar al de las primeras ilustraciones de los libros, pero el resto del vestuario es totalmente nuevo”.

Atwood trabajó por primera vez con Burton en “Edward Scissorhands” (Eduardo Manostijeras) y después realizó el vestuario de “Ed Wood”, “Mars Attacks!”, “Sleepy Hollow”, “Planet of the Apes” (El Planeta de los simios), “Big Fish” y “Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street”(Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet).

“Para el mundo real, el vestuario de Alicia fue más clásico. Creamos una versión de su famoso vestido azul”, señala la diseñadora de vestuario. “Jugamos con otros colores, pero volvimos al azul porque nos pareció el color más adecuado y además le favorecía mucho a Mia. Era su color. Después, a medida que avanza la historia, Alicia comienza a usar prendas realizadas con diferentes elementos del mundo en el que está. Al encoger y crecer, Alicia pierde su vestido original y se queda en combinación, que encoge y agranda”.


“Al principio, para el té en el jardín, llevo mi clásico vestido azul”, cuenta Mia Wasikowska, que interpreta a Alice en la película. “Cuando encojo por primera vez, me ato la combinación a la cintura. Luego, en el té, cuando vuelvo a encoger, el Sombrerero me hace un vestidito de 15 centímetros con la combinación. En el palacio de la Reina Roja, cuando crezco, la Reina Roja me confecciona un vestido con las cortinas del palacio, que es un enorme vestido rojo, extravagante e hinchado. No sólo mido dos metros y medio, sino que además llevo un vestido casi igual de ancho. Es muy divertido”.

Los cambios de estatura fueron un verdadero desafío para Atwood, sobre todo porque Burton quería rodar las escenas de la forma más real posible. “Lo estudiamos juntas”, afirma. “y jugamos con las telas y las escalas para que los cambios de tamaño de Alicia funcionasen bien. Cuando ella era pequeña, las rayas tenían que ser mayores. Cuando es más alta, las rayas eran más pequeñas”.

A la hora de diseñar el vestuario del Sombrerero, Atwood comenzó por el sombrero, como es lógico. “El sombrero está basado en un modelo típico de la época. Sólo que su tamaño está un tanto exagerado. Por casualidad encontré en Italia un cuero cortado con láser con un motivo muy raro, como si se hubiese quemado. En cuanto lo vi, pensé: “Sería genial para el sombrero. Después un fantástico sombrero de Londres le dio forma”.


Atwood conoció a Depp en “Edward Scissorhands” (Eduardo Manostijeras). Ambos han trabajado juntos en numerosos proyectos. “Como diseñadora de vestuario, no hay nada como trabajar con Johnny”, confiesa. “Es un artista muy generoso. Tiene un don único a la hora de interpretar a un personaje. Y sabe llevar sus prendas de un modo especial”.

“El vestuario es el caparazón del personaje, un importante primer paso para saber cómo se comporta o se mueve esa persona”, explica Depp. “Colleen es fantástica. Se introduce en la mente del personaje y crea su piel exterior”.

Junto con Depp, Atwood comenzó a diseñar el aspecto del Sombrerero. “Empezamos imaginando quién era el Sombrerero”, apunta Atwood. “Cada vez que Johnny y yo coincidíamos en algún punto, él le daba un nuevo giro. Y lo llevábamos más lejos. Se nos ocurrió que tenía que acarrear todas la herramientas de su profesión, de modo que en lugar de estar en estante, formaran parte de su vestimenta. Así que lleva los dedales y el alfiletero como anillo. Todos esos elementos le confieren una magia especial. Le hacen parecer de otro mundo, pero sigue siendo muy real”.

Una de las primeras ideas que Depp propuso con respecto al Sombrerero fue que sus prendas cambiaran de color con los estados de ánimo del personaje. “Cuando le conté mi idea de los cambios de color según los estados de ánimo, se volvió loca”, recuerda el actor. “Enseguida empezó a diseñar esos accesorios alucinantes, como la pajarita que lleva incorporado una especie de mecanismo”.


Para el vestido de la Reina Roja, Atwood se inspiró en los corazones de las barajas. “El vestido tiene muchas rayas y texturas de corazones para darle escala, y los corazones están hechos con papel dorado”, revela. “Quería que fuera divertido y algo cursi porque la Reina Roja es algo vulgar. Así que los materiales no son muy refinados. Utilicé materiales más cursi para un efecto más gráfico. Los zapatos son de cuero dorado metalizado forrados de encaje. Además añadimos un corazón en la suela de los zapatos, así que cuando levanta los pies, deja ver este pequeño detalle. Pero eran un poco horteras como si fuera una imitación de unos zapatos Louboutin”.

Por el contrario, el vestido de la Reina Blanca es mucho más glamouroso. “La Reina Blanca es la versión Beverly Hills de la Reina Roja”, señala Atwood. “De hecho, lleva un vestido mucho más ceñido, con algo de brillo, parecido al de la Bruja Buena. Pero hay algo en sus siluetas y sus vestidos que deja entrever que son hermanas y crea un nexo entre ellas. El vestido tiene muchas capas de tela, con copos de nieve serigrafiados y estampados de papel metálico para dar brillo, pero un brillo algo agrietado. Además lleva muchas joyas para que parezca más llamativa”.

“Es el vestido más suntuoso y frágil que he llevado en mi vida”, dice Anne Hathaway, que da vida a la Reina Blanca. “Me encanta. Es precioso. Si has soñado con ser hada o princesa, esta es la clase de vestido que desearías tener. Me encanta que sea una Reina tan idealizada, la típica Reina de un cuento de hadas, pero la de una película de Tim Burton, así que tiene que haber un lado oscuro”.

Las prendas del Sombrerero se retocaron en postproducción para que reflejaran los cambios de su estado de ánimo, pero el vestuario de otros personajes como el Conejo Blanco o la Liebre de Marzo se elaboró digitalmente en su totalidad. “Muchas de las prendas las diseñé yo, en otras colaboré con los animadores proporcionándoles muestras de telas, texturas y sugerencias, sobre todo para que las texturas fueran homogéneas”, afirma Atwood. “Siempre que trabajo en el vestuario de una película de Tim Burton, me convierto en una artista”.

MAQUILLAJE
El maquillaje de la película estuvo a cargo de Valli O’Reilly. O’Reilly, que trabajó en películas como “Lemony Snicket’s A Series of Unfortunate Events” (Una serie de catastróficas desdichas de Lemony Snicket), “Last Chance Harvey” (Nunca es tarde para enamorarse) y “Mars Attacks” de Burton, afirma que la película era un canto a la creatividad, al ingenio y a la paciencia. “En esta película en particular, la imagen se logró a través de un proceso de eliminación”, cuenta O’Reilly. “Todos los personajes tenían un montón de detalles. A Tim le gusta eso, a él le gustan los colores. Le fascina todo lo que llame la atención”.


Entre esos detalles cabe destacar la cicatriz en la cara de Stayne, inspirada en una antigua película de Kirk Douglas; las cejas tan cuestionadas de la Reina Roja; la palidez del rostro de Alicia y las cicatrices que le deja el ataque de Magnapresa en el brazo. “Debía hacerlas todos los días en el mismo lugar”, explica O’Reilly. “Así que realicé una plantilla que coincidía con los lunares del brazo de Mia”.

Patty York se encargó del maquillaje de Johnny Depp. “El concepto de Johnny Depp para el maquillaje del Sombrerero Loco era muy de Johnny”, declara York. “En mis 20 años de maquilladora, en los que he maquillado a Johnny en 17 películas y otros proyectos, he aprendido que es una persona a la que le importa mucho su aspecto. En esta ocasión el maquillaje surgió de una acuarela que Johnny había realizado del Sombrerero. Así que sólo tuve que recrear esa imagen con el maquillaje”.

Antes del rodaje, O’Reilly trabajó individualmente con los actores para elaborar sus imágenes definitivas, y presentó al director varias alternativas. “Me gusta colaborar con los actores”, señala O’Reilly. “Siempre lo he hecho. Yo les digo: ‘lo hacemos a tu manera y rodamos una prueba, después lo hacemos a mi manera y vemos cuál de las dos nos gusta más’. Creo que el secreto de un buen maquillaje radica en la colaboración con el actor, porque ellos son quienes dan vida al personaje”.

LA MODA DEL MUNDO REAL
“ALICE IN WONDERLAND” (ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS): ha sido fuente de inspiración para la moda de verdad, desde la colección de primavera/verano 2010 de Donatella Versace, hasta los accesorios de Stella McCartney, las joyas del mundialmente reconocido diseñador Tom Binns, a los modelos exclusivos de Christopher Kane, Alexander McQueen, Martin Margiela y Ann Demeulemeester que se exhibieron en el escaparate de los grandes almacenes Le Printemps de París, durante el estreno de la película. La famosa diseñadora Sue Wong anunció recientemente su línea de vestidos exclusivos para la primavera 2010, inspirada en el mundo de fantasía de la película.

Swarovski, la prestigiosa firma de cristal, lanzó una colección exclusiva de joyas, y OPI presentó cuatro nuevos colores de esmalte de uñas en una edición limitada basados en la película. Urban Decay creó una línea exclusiva de sombras de ojos que presentó en un original estuche de edición limitada.


Fuente: Walt Disney Animation Studios Production Notes
(Traducción de 3dcinema)
Fotos: Exposición de Alicia en el País de las Maravillas 26/03/210 Madrid

1 comentario:

Victoria dijo...

Me enamoré de todos los vestidos de Alicia...Impresionantes!