AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

domingo, 25 de abril de 2010

Alicia de Tim Burton: La Magia de la Película


En una extraordinaria combinación de efectos visuales, que incluyen rodar con pantalla verde, personajes animados por ordenador, y el formato 3D, “ALICE IN WONDERLAND” (ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS) cumple con la particular visión de Tim Burton y su amor a los detalles.

Ken Ralston, el supervisor senior de efectos visuales de la película, afirma que fue un verdadero reto abordar la visión del director. Finalmente, cuenta Ralston, decidieron “combinar distintas técnicas para que la película fuera absolutamente única”. Y que estuviera basada en crear un entorno para contar mejor la historia, para que el aspecto de los personajes contara mejor la historia.

“Creo que se trata de una experiencia muy visceral, casi tangible gracias al formato 3D”, continúa Ralston. “Quiero que los espectadores se sumerjan en ese extraño mundo y dejen que la magia se apodere de ellos. Dejar que los personajes los conduzcan en un viaje realmente divertido”.

Ralston, uno de los miembros fundadores de la compañía Industrial Light & Magic de George Lucas, es una leyenda de los efectos visuales. Entre sus créditos en el cine están “Star Wars” (La guerra de las galaxias), “Who Framed Roger Rabbit?” (¿Quién engañó a Roger Rabbit?), “Back to the Future” (Regreso al futuro), “Forrest Gump”, “Polar Express”, y “Beowulf” que le valieron cuatro Oscar® a su trabajo pionero.

Las secuencias de acción real que Alicia vive en el mundo real con las que se inicia la película se rodaron en Cornualles, Inglaterra. Mientras que las escenas de acción real que tienen lugar en el Submundo se rodaron en platós con un fondo de pantalla verde en los estudios Culver City Studios de Los Ángeles. Después todos los entornos se crearon digitalmente en la postproducción.

“Es un proyecto realmente especial”, señala el productor de efectos visuales Tom Peitzman. “Llevo muchos años trabajando en el campo de los efectos visuales, así que esta película, que incorpora tantas disciplinas diferentes, la convierte en algo único y mucho más divertido”.


QUE LE CORTEN LA CABEZA
Uno de los desafíos a los que se enfrentó Ralston fue doblar el tamaño de la cabeza de la Reina Roja, interpretada por Helena Bonham Carter, sin modificar el tamaño de su cuerpo. Los realizadores utilizaron una cámara especial para rodar todas las secuencias de la película en las que necesitaban agrandar el tamaño de algún elemento: desde la cabeza de la Reina, hasta los cuerpos de los Tweedles o la misma Alicia, que en algún momento llegar a medir más de 2,5 metros. Peitzman señala que la segunda cámara tenía líneas de resolución adicionales. “Para doblar el tamaño de la cabeza de la Reina Roja, necesitábamos más datos. Necesitábamos más píxeles para que la imagen no perdiera calidad y que funcionara”.


Ralston añade que las escenas rodadas con la cámara de alta resolución se realizaron con gran cuidado. Después se ajustaron con gran precisión para que coincidiesen con el resto de la película. “Sin olvidar el complejísimo trabajo que había que realizar para fundir el cuello con el traje de la Reina”.

En el rodaje de la Reina Roja se tomaron ciertas precauciones. “Si ella coloca la mano delante del rostro, al agrandar su cabeza, veremos una mano enorme atravesando el rostro”, afirma Ralston, que acudía todos los días al plató. “Tenía que supervisar todas las tomas para evitar que se produjeran situaciones de este tipo”.


DIVERTIRSE CON EL SOMBRERERO
En el caso del Sombrerero, el equipo de Ralston agrandó el tamaño de los ojos de Depp. “Si te excedes en el tamaño, parecen de dibujos animados”, señala Peitzman. “Pero si no los agrandas lo suficiente, es como si no hubieras hecho nada”.

El equipo se divirtió mucho con los cambios de humor del Sombrerero que se reflejaban literalmente en su aspecto. “A veces era algo muy sutil”, afirma Peitzman. “Si su estado de ánimo es más bien melancólico, adopta una apariencia más sombría o grisácea. Mientras que, si se pone contento, los colores de su ropa son más brillantes. O su pajarita adopta la forma de una sonrisa. Introdujimos detalles muy sutiles, de modo que no atrajeran demasiado la atención, pero que confirieran al personaje esa personalidad tan original y divertida”.


QUE LE DEJEN LA CABEZA
Los dos metros de Stayne, el personaje que interpreta Crispin Glover, se generó por ordenador, sólo su cabeza es real. En el plató, para lograr que Stayne pareciera más alto, Glover interpretó sus escenas montado en unos zancos, una técnica que también sirvió a los actores como punto de referencia de los ojos. Además, permitió a Burton que personajes de diferentes tamaños interactuasen con él en una misma toma.

Para interpretar a Tweedledee y Tweedledum, el actor Matt Lucas utilizó un traje verde con forma de lágrima, que sólo dejaba ver su rostro. “El abultado traje no le permitía pegar los brazos al cuerpo”, apunta Peitzman. “Tuvo que adaptarse al volumen y eso le dio una estilo único al andar”.


Al igual que en el caso de Stayne, los movimientos faciales de Lucas se filmaron de forma tradicional y después se montó la cabeza sobre los cuerpos generados por ordenador de los Tweedles. Sus movimientos se animaron según los del actor. Para encarnar a ambos hermanos, Lucas interpretó a un gemelo cada vez, primero como Tweedledee y después rodaba la escena como Tweedledum. Para encarnar al doble papel de los Tweedles, Lucas trabajó con el actor Ethan Cohen, que le ayudó en los papeles duales.

“Sólo puedo ser uno de los hermanos cada vez”, explica Lucas. “Ethan es un magnífico actor y me ayudó a desarrollar el personaje”:

SER VERDE NO ES SENCILLO
El entorno casi totalmente virtual de la película requirió que todo el reparto interpretara a sus personajes delante de una pantalla verde, un verdadero reto para los actores. “Es complicado porque no puedes inspirarte en el entorno”, señala Mia Wasikowska, que interpreta a Alicia. “Es como imaginar cómo sería estar en el espacio”.

“De niño me decían que tenía demasiada imaginación”, cuenta Matt Lucas, que da vida a los Tweedles. “El comentario tenía una connotación negativa. Pero lo cierto es que me ha ayudado mucho en mi trabajo porque aquí debes imaginarlo todo”.

Además de crear platós virtuales, algunos personajes están totalmente animados por ordenador en el proceso de postproducción como el Conejo Blanco, la Lirona, el Galimatazo, la Liebre de Marzo y el Dodo.

Durante el rodaje, las creaciones totalmente generadas por ordenador estaban representadas por figuras de cartón con la forma de los personajes o especialistas enfundados en trajes verdes. “Actué con muchas personas vestidas de verde”, señala Helena Bonham Carter, que da vida a la Reina Roja. “Son héroes no reconocidos. Son todos los actores que no aparecerán y de los que no se oirá hablar. Pero hemos contado con una legión de actores con leotardos verdes que leían los diálogos de los personajes. Y lo han hecho muy bien. No hubiéramos podido conseguirlo sin ellos”.

Tanto Carter como Johnny Depp y el resto del reparto tuvieron que echar mano a su imaginación para actuar ante objetos inanimados como pelotas de tenis y cinta adhesiva. “Estoy acostumbrado a actuar delante de cinta adhesiva”, cuenta Depp. “Pega un trozo de cinta adhesiva delante de mí y soy capaz de sumergirme en la escena. No me importa. Toda la película, todo el proceso fue así. Te encuentras en una enorme sala verde con muy poco atrezzo. Y como Alicia siempre está cambiando de tamaño, la ves de pie sobre un andamio o te encuentras mirando un trozo de cinta adhesiva porque ella sólo mide 15 cm. No me importan esas cosas. Me gustan los obstáculos”.

Esas variaciones de tamaño y escala entre los personajes fueron un verdadero reto para el equipo de producción, y para Ralston en particular. “Hay pocas escenas en las que Alicia tiene un tamaño normal”, afirma Ralston. “Pasa de medir 15 cm a 60 cm o dos metros y medio, y debes mantener el resto de los personajes proporcionados”.

“Cada vez que introduces diferencias de escala en dos personajes que están interactuando en pantalla, las cosas se complican muchísimo”, declara el diseñador de producción Rob Stromberg. “Algo tan sencillo como poner una cuchara en la boca de un personaje se vuelve complicadísimo si uno de los personajes mide cuatro metros y medio. Exige mucha planificación, alinear perfectamente todo lo que hay en el plató y numerosas artimañas de efectos visuales. Pero el resultado no es algo que se ve todos los días”.


“Tradicionalmente, en la mayoría de películas de efectos especiales, dirías: “Filmamos al Sombrerero, luego le ponemos a un lado y filmamos a Alicia”, dice Ralston. “A veces hay que hacer eso. Pero otras veces, cuando hay una interacción muy íntima entre los personajes o si se trata de una escena muy emotiva, intento rodar todo al mismo tiempo”.

“Si alguien me pregunta cómo hicimos esta película”, afirma el director de fotografía Dariusz Wolski, “lo primero que le preguntaría sería: ‘¿A qué toma te refieres?’”

Cuando se terminó el rodaje con pantalla verde, Burton y su montador, Chris Lebenzon, hicieron un primer montaje y se lo entregaron a Ralston y a su equipo de Sony Imageworks para que iniciaran el largo proceso de animación por ordenador del mundo del Submundo y sus personajes animados: unas 2.500 tomas de efectos visuales.

“Tim comentaba con nosotros cada secuencia en particular, y discutíamos muchísimo sobre los personajes y la iluminación”, cuenta Ralston. “Todo era objeto de análisis porque no había nada, salvo la base que nos proporcionaban algunas interpretaciones. Fue un proceso continuo, en el que combinamos la creación de los personajes animados en las distintas escenas con los actores de acción real, ajustando la iluminación, para que todo se fundiera con la máxima armonía. Requiere muchas personas. Había cientos de personas en Sony. Y además, tuvimos que añadir el 3D”.

UNA TERCERA DIMENSIÓN
Burton quiso rodar la película en 2D y después convertirla al formato 3D. “No veía ninguna ventaja en rodar la película en 3D”, confiesa. “Después de ver el trabajo de conversión en ‘Pesadilla antes de Navidad’, no encontré razones para hacerlo de otra forma. Queríamos hacerlo más deprisa, pero al final, no aprecié ninguna diferencia en la calidad”.

“No se arrojan palos ni hay pelotas que se abalanzan sobre el público, no hay trucos de 3D”, cuenta Ralston. “Sucede de forma natural. Es como cuando aparece el Gato de Chesire, cuya cabeza se queda flotando encima del público. Pero no quisimos abusar de esos artificios”.

Realizar una película en 3D fue uno de los principales alicientes que tuvo Burton para dirigir “ALICE IN WONDERLAND” (ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS).

“Me pareció fascinante”, señala Burton. “Para mí esta era la historia adecuada para el formato 3D. Antes de realizar una película siempre me pregunto: ‘¿Es éste el medio adecuado para contar la historia?’. No me sirvo de un medio sólo porque se trata de un truco fascinante o porque está de moda. Y en este caso supe que era el material adecuado para el formato 3D porque lo realza. Te da ese sensación de estar ‘ahí fuera’, un elemento absolutamente fundamental de la película”.



Fuente: Walt Disney Animation Studios Production Notes
(Traducción de 3dcinema)
Fotos: Walt Disney Studios

No hay comentarios: