AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

miércoles, 28 de abril de 2010

John Musker y Ron Clements hablan de Tiana y el Sapo

El pasado Febrero de 2010, Estuvieron en España John Musker y Ron Clements ofreciendo una rueda de prensa para presentar Tiana y el Sapo,  y respondieron a las preguntas de los asistentes. LaButaca.net publicó la entrevista que podéis leer a continuación:


Clements-Musker 1


A los mandos de esta clásica historia de princesas, dos veteranos del medio, John Musker y Ron Clements, pareja creativa desde hace más de dos décadas a la que debemos “Basil, el ratón superdetective”, “La sirenita”, “Aladdin” o “Hércules”. Charlar con ambos es hacerlo con dos amigos que saben que ha hecho bien su trabajo. Y además se divierten con ello.

Propóneis una película tradicional en pleno auge del 3D y la animación digital.
John Musker: Bueno, estamos locos.
Ron Clements: Todos nuestros trabajos, “La sirenita”, “Hércules”, “Aladdin”… se han animado de manera tradicional, y nos parecía una pena que se perdiera ese legado de Disney. Ha sido una suerte contar con John Lasseter, porque a él le encanta la animación tradicional. Así que hace cuatro años, cuando le propusieron volver a los clásicos, apoyó la idea desde el principio, se ha volcado con este proyecto.


Es indudable que tiene un tono clásico, pero aporta puntos modernos propios de Pixar, como darle la vuelta al cuento tradicional.
J.M.: La película está basada en el cuento de los hermanos Grimm, pero como Tiana no es una princesa, se convierte en rana al besar al sapo. Disney había comprado tiempo atrás los derechos de un cuento llamado “La princesa rana”, en la que pasaba esto. Tanto Disney como Pixar estaban dándole vueltas al proyecto por su cuenta, antes de la fusión; de hecho, Pixar ya había situado la acción en Nueva Orleáns, la ciudad favorita de Lasseter. Así que cuando John volvió, se juntó todo el material. Disney tenía algo tipo “Shrek”, Pixar introdujo el toque de la princesa negra, y personajes como Facilier o Mamá Odie, que es una especie de inversión del hada madrina de siempre.

Musker-Clements 2


Nueva Orleáns es la ciudad favorita de Lasseter, pero, ¿tiene algo que ver el desastre del Katrina? Como homenaje a sus ciudadanos y a su espíritu.
R.C.: En principio no, la idea de ambientar la historia aquí es previa a todo aquello. Cuando empezamos a trabajar, sí había pasado ya el huracán. John nos llevó a todos allí, pasamos una semana en la ciudad, estuvimos con una sacerdotisa de vudú, visitamos los cementerios y los pantanos… y fuimos durante el carnaval de Mardi Gras, también. Pero hemos visto igualmente la devastación, y nos hemos imbuido un poco del espíritu de la ciudad, es un lugar muy especial. Así que finalmente algo ha tenido que ver, esperamos poder contribuir a que el turismo se anime en la zona, porque aunque se está recuperando poco a poco, todo va muy despacio.


¿Cómo os véis vosotros en este entorno de evolución de la animación hacia lo digital? En parte, todo este desarrollo tecnológico se debe a Lasseter y los suyos.
J.M.: No creo que sea como una competición, en mi opinión hay sitio para todos. Está claro que todo está cambiando muy deprisa, pero nos encantan “Toy Story” o “Los increíbles”, son geniales. Pero lo veo como una herramienta más en la animación. La variedad es buena; de hecho, se generan tantas películas por ordenador en la actualidad que la novedad es la nuestra, porque muchos niños no han visto en cine una producción en 2D. Pueden disfrutar de la riqueza de lo manual, incluso atraer a un nuevo público. Y todos los niños se sienten cercanos al dibujo, es algo innato en todos, así que lo que ofrecemos es en cierto modo una celebración del dibujo clásico, de su magia.


La película está funcionando bien en taquilla, estaréis satisfechos.
J.M.: Nos acabamos de enterar de que en Francia hemos superado a “Avatar”, así que estamos encantados. Está funcionando muy bien Europa en general, y en Estados Unidos hemos superado los cien millones de dólares. La semana que viene nos vamos a Japón, donde tenemos buenas expectativas.
R.C.: John Lasseter está encantado, y quiere sacar adelante más proyectos como este. Tenemos varias ideas en desarrollo.


Contadme algo de esas ideas futuras. “Tiana y el sapo” se pone en venta en vuestro país el 16 de marzo, así que ya toca ir pensando en el siguiente paso…
R.C.: De nuestra nueva colaboración con John sólo te podemos asegurar que será animación manual, no podemos decir nada más. Por lo demás, ahora mismo estamos trabajando en una película de Winnie the Pooh, basada en los primeros dibujos del personaje.
J.M.: Y para el año que viene tenemos en mente una película sobre Rapunzel, un cuento de hadas.

Musker-Clements 3


Habéis mencionado que tenéis expectativas acerca del resultado de la película en Japón, una de las grandes potencias en animación tradicional. ¿Cuáles son vuestros referentes?
J.M.: Desde luego, Miyazaki es un referente para todos, es como el Spielberg japonés. Cuando vimos “Ponyo en el acantilado” nos quedamos alucinados con el montaje, los escenarios… es increíble. Más allá, los grandes musicales de Hollywood, las producciones de la MGM, y los títulos clásicos de Disney como “Pinocho” o “Blancanieves”.
R.C.: Para esta película en particular nos hemos fijado mucho en “Bambi” y “La dama y el vagabundo”. La primera por todo lo tocante a pantanos y exteriores, y la segunda en cuanto a las edificaciones, para inspirarnos para el barrio francés. Hemos buscado un look un tanto impresionista.


Lleváis décadas trabajando juntos. ¿Cómo habéis conseguido esa conexión?
J.M.: Llevamos trabajando juntos casi tanto tiempo como yo llevo casado. Treinta años de matrimonio con mi esposa, y veinticinco con Ron. Nuestra forma de trabajar es muy colaborativa, escribimos juntos el guión y seleccionados juntos las voces, por ejemplo. Pero a la hora de dirigir, seguimos el procedimiento que se impuso en Disney ya hace mucho tiempo, basado en directores de secuencias. Dividimos la película en partes, y cada uno se encarga de una. Con las canciones seguimos el mismo proceso.
R.C.: En este punto a veces sí que nos peleamos, ¡las canciones son lo más divertido de hacer!


Escrito por José Arce
En las imágenes: John Musker (en la primera foto, a la izquierda) y Ron Clements (derecha), co-directores de “Tiana y el sapo” © 2010 LaButaca.net. Fotos por Ralf Pascual. Todos los derechos reservados.

    No hay comentarios: