AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

domingo, 3 de octubre de 2010

Toy Story, La Revolución del cine animado


Parece mentira que hayan pasado ya 12 años desde que se estrenó Toy Story. Esta película cambió por completo el curso del cine animado llevándolo al mundo de las 3D.

En Disney llevaban tiempo pensando en producir un largometraje animado por ordenador, y Pixar buscaba un estudio que les financiara un proyecto de tal envergadura. El encuentro entre las dos compañías dio como resultado la primera y una de las mejores películas de animación 3D.

Tras 4 años de gestación, el director John Lasseter, nos llevó por primera vez a un mundo animado casi sin limitaciones, pero su intención fue desde un principio hacer que nos olvidásemos de la técnica y nos centramos en la historia, del mismo modo en que lo hacía el propio Walt Disney. Y la única manera de crear una buena historia era centrándose en los personajes, las relaciones entre ellos y sus sentimientos.

La Tecnología del momento, no permitía algunas cosas que hoy en día son básicas en este tipo de películas, pero Lasseter conocía bien sus limitaciones y trató de no hacer nada que no pudiese hacer. Esa fue una de las razones por las que él y su equipo se decidieron por llevar a la pantalla Toy Story. En mente ya tenían historias como las de Wall-E y Cars, pero la historia de los juguetes parecía ser la más idónea para ser llevada a la pantalla, ya que contaba con unos personajes que daban mucho juego y en lo referente a las técnicas de renderizado, la tecnología de entonces permitía reproducir de forma muy fiel las texturas de los materiales de los que estaban hechos los protagonistas. Para llevar a cabo esta tarea que duró miles de horas usaron RenderMan (o RenderFarm, como lo empezaron a llamar ellos), un programa que fue creado específicamente para ellos, siendo además uno de los más avanzados.
En un principio el protagonista de la historia iba a ser el muñeco de Tin Toy, protagonista del corto de Pixar ganador del oscar en 1989, y se las tenía que ver con un antipático muñeco de un ventrílocuo que era un vaquero, pero el pobre hombre de latón fue despedido del proyecto porque consideraron que tenía poca movilidad y fue sustituido por un muñeco espacial llamado Lunar Larry, al que pronto cambiaron el nombre a Buzz Lightyear.La personalidad del vaquero fue modificada, porque para ser uno de los protagonistas caía demasiado mal.

Fue complicado para encontar voces para los persnajes, pues Robin Williams estaba metido en pleitos con Disney por problemas con sus derechos en Aladdin, y los agentes aconsejaban a sus clientes que no aceptasen trabajos de doblaje con Disney.

Durante la producción hubo muchos cambios en el reparto. Para el papel de Buzz estaban Billy Crysta, y Bill Murray. Éste último hubiera sido la voz del personaje si no fuera porque perdió el número de teléfono del productor, y admite estar arrepentido de ello.

En los personajes también hubo cambios. La pastorcilla de porcelana iba a ser una Barbie, pero Mattel se negó a dar su consentimiento (cuando vieron el aumento de ventas de los juguetes que aparecían en la película cambiaron rápidamente de opinión y así Barbie aparece en Toy Story 2).

Ahora se está preparando una tercera secuela. Pixar se negó a ello durante mucho tiempo, porque no tenían una historia, pero parece ser que la han encontrado, y eso es lo más importante en Pixar: Tener una historia que contar



No hay comentarios: