AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

lunes, 14 de febrero de 2011

Enredados: La Magia Está en el Pelo


La clave del éxito de la película era encontrar una forma de animar el pelo de Rapunzel y hacerlo creíble, orgánico y que los realizadores y animadores pudieran hacer con él todo lo que necesitaban hacer.

Keane es uno de los mayores especialistas a la hora de animar cabellos. “Si te fijas en mis personajes, sus problemas siempre tienen que ver con el pelo”, dice. “Ariel siempre está flotando en una nube de pelo rojo. Quiere decir que esta chica vive en un mundo pero quiere estar arriba, en otro. En el caso de la Bestia, su pelo hace alusión a su pelaje. Es un animal y le cubre todo el cuerpo. El viento siempre está agitando el pelo de Pocahontas. Esta peculiaridad representa su lado espiritual, y su lucha por comunicar la invisible naturaleza espiritual del Nuevo Mundo a aquellos que sólo ven el oro que esconde. Las raíces de Tarzán eran las de Lord Greystroke. Pertenece a la aristocracia, pero ahora lleva unas melenas que no han visto nunca un peine. El pelo define su problema: ¿es un ser humano o un animal? En el caso de Rapunzel, su pelo nos recuerda constantemente que tiene un potencial increíble”.


Keane enseñó a los animadores cómo animar y colocar el pelo y trabajó con el equipo técnico en el proceso de simulación. “Hice un montón de dibujos y les hablé de los principios que hay que tener siempre en mente. El pelo debía tener un aspecto sensual, algo que resultara atractivo y que irradiara belleza. Y también tenía que pesar. Rapunzel tiene que tocarlo y utilizarlo. Además desempeña un papel muy importante en su historia. Es un lugar en el que se esconde, y cuando se siente libre, lo lanza por los aires”.


Clay Kaytis, el supervisor de animación, lo explica: “Ningún estudio había hecho nunca 21 metros de pelo. En el pelo que se había visto hasta ahora en animación, el pelo es bastante pasivo. Los personajes no suelen interactuar con él. No lo lanzan por los aires ni lo enredan en las sillas. Es la primera vez que se ha hecho este tipo de trabajo. Estoy alucinado con la capacidad técnica que se han conseguido en esta película. Sin lugar a dudas estamos ante una proeza tecnológica.

Y añade: “Animar el pelo de Rapunzel ha sido una gigantesca tarea para nuestro equipo". “Si el movimiento no exige interacción, como cuando ella está corriendo o sentada o haciendo cosas normales, se añade una simulación recta. Pero si necesita coger la melena y lanzarla, las cosas se complican. Hay varias soluciones técnicas, pero la más básica es la que el animador controla a mano, moviendo un tubo largo".


El supervisor de efectos visuales Steve Goldberg, el supervisor de efectos generados por ordenador Jesús Canal, el supervisor técnico Mark Hammel y un equipo técnico de expertos en pelo (encabezado por Xinmin Zhao y Kelly Ward), fueron los encargados de encontrar una forma de dar vida a la melena de Rapunzel. Desarrollaron un nuevo software (llamado Dynamic Wires) y nuevas técnicas para llevar a cabo las ambiciosas ideas de los realizadores sobre la animación del pelo.

“Glen convocó reuniones y nos dio directrices específicas para asegurarse de que el pelo de Rapunzel siempre estuviera fantástico, atractivo y natural”, dice Canal. “No quería que el pelo cayera formando una línea recta ya que eso resultaba muy soso. Debía tener volumen, ondas sensuales, mechones marcados y un remolino muy característico en la frente. Tuvimos que colocar y simular el pelo en cada plano siguiendo esas directrices. El equipo técnico animó 147 tubos que representaban la estructura del pelo, de la que saldría una imagen individual con cerca de 140.000 cabellos”.


La ingeniera informática Ward, que trabajó a las órdenes del supervisor de simulación Zhao, fue parte del equipo de tres (junto con Maryann Simmons y Andy Milne) encargado de crear el software de simulación para el pelo. Ward, licenciado en Informática por la Universidad de Carolina del Norte, escribió su tesis sobre el pelo y ha pasado los 10 últimos años dedicado a animar pelo en el ordenador. Está considerada una de las mayores expertas en la materia.

“El primer obstáculo fue simular un pelo tan largo", explica Ward. “Desarrollamos el programa Dynamic Wires para 'Bolt'. Pero en esa película el pelo era muy corto. Al ser más largo se plantean enormes problemas de tiempo porque la simulación dura mucho más y se necesitan muchos recursos informáticos. Otro gran problema fue que el pelo se amontonaba en el suelo cuando Rapunzel se movía. Una vez que logramos algo que se pareciera a una melena de 21 metros, tuvimos que darle el estilo artístico. En la siguiente fase tuvimos que trabajar con los directores y los animadores para comprender qué aspecto querían que tuviese el pelo y cómo tenía que moverse”.


La investigación incluyó anuncios de champú en YouTube y observar a una modelo con una melena de casi dos metros par comprender la física. Se realizaron un montón de pruebas para ayudar a los simuladores a perfeccionar el movimientos del pelo. Ward apunta: "Nuestro trabajo consistió en hacer que el pelo fuera atractivo. Teníamos que dar ese toque artístico que lo convirtiera en una materia exquisita, maravillosa, voluminosa y brillante”.

“Fue una tarea realmente ardua", dice Zhao. “Llegó un momento en el que supimos que podíamos simular el pelo. Pero después, teníamos que tener en cuenta las necesidades de la dirección artística a la hora de crear formas, curvas, movimiento y peso. El reto era conseguirlo rápidamente y ajustarlo para que los usuarios pudieran conseguir los resultados deseados. Al principio, nos costó dos semanas terminar una escena. Después lo conseguimos reducir a diez horas o menos".

El supervisor de efectos Michael Kaschalk y su equipo añadieron los toques finales a la melena de Rapunzel para dar ese brillo mágico. Dave Goez, director artístico, les explicó lo que quería y el equipo de efectos creó un nuevo aspecto para que el pelo tenga poderes cuando se canta el conjuro. “No queríamos utilizar polvo de hadas, o algo que ya se había hecho antes", dice. “Lo que hicimos fue añadir espirales, formas helicoides que fluyen a través del pelo y crean un resplandor interior que emana hacia el exterior. Da la impresión de que el pelo está iluminado desde el interior".

El equipo de efectos también encontró la forma de hacer mechones e introducir cambios sutiles en el tono para que no pareciera demasiado uniforme.

Fuente: Walt Disney Studios

No hay comentarios: