AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

jueves, 16 de febrero de 2012

Así se hizo John Carter



De la mano del realizador galardonado con los Oscar de la Academia®, Andrew Stanton, llega "John Carter", una espectacular aventura de acción ambientada en el misterioso y exótico planeta de Barsson (Marte). “John Carter” está basada en la novela clásica de ciencia ficción de Edgar Rice Burroughs, cuyas imaginativas aventuras han sido fuente de inspiración para muchos cineastas pasados y presentes. La película narra la historia de John Carter (Taylor Kitsch), un veterano de guerra y antiguo capitán del ejército, que viaja inexplicablemente a Marte donde se ve envuelto en un conflicto de proporciones épicas entre los habitantes del planeta. Entre ellos se encuentran Tars Tarkas (Willem Dafoe) y la cautivadora Princesa Dejah Thoris (Lynn Collins).  En un mundo al borde del colapso, Carter redescubre su humanidad al comprender que la supervivencia de Barsoom y su pueblo está en sus manos.

Walt Disney Pictures presenta la película épica de acción y aventuras titulada "John Carter", basada en "Una princesa de Marte", la primera novela de la serie Barsoon de Edgar Rice Burroughs. 
En 2012 se celebra el centenario de la creación de John Carter, el personaje de Burroughs. Se trata del héroe espacial que aparecía en la serie y que ha hecho las delicias de varias generaciones con sus fascinantes aventuras en Marte.

Con el paso del tiempo, Carter se ha convertido en un paradigma del héroe en todos los ámbitos de la cultura popular, desde los libros cómics, la ilustración y la animación, la televisión y ahora el cine. Está claro que este personaje ha servido de inspiración a las mentes más creativas del siglo pasado.
El director y guionista Andrew Stanton, ganador de los Premios de la Academia® nos explica por qué ha querido llevar “John Carter” a la gran pantalla en su primera incursión en el género de acción real: “Leí estos libros en la edad perfecta. Tenía unos diez años y me entusiasmó la idea de un ser humano que viaja a Marte y encuentra unas criaturas asombrosas que viven en un mundo totalmente nuevo y extraño para él. Es decir, un extraño en tierra extraña. Era una visión muy romántica del género de ciencia ficción y aventuras. Siempre pensé que sería genial llevarlo al cine.
Stanton añade: “‘John Carter’ es una auténtica epopeya con acción, romance e intrigas políticas. La historia se escribió hace muchos años así que fue pionera en ese tipo de relatos. Un cómic antes de que existieran los cómics, una historia de aventuras antes de convertirse en un género propio". 
Andrew Stanton dirigió y coescribió el guión de “WALL•E” de Disney•Pixar, que fue galardonada con los Premios de la Academia® y un Globo de Oro® a la Mejor Película Animada de 2008. Además obtuvo una nominación al Oscar® al mejor guión. Debutó como director en “Finding Nemo” (Buscando a Nemo) de Disney/Pixar, lo que le valió una nominación a los Premios de la Academia al Mejor Guión Original y fue ganadora del Oscar a la Mejor Película de Animación (2003). Fue uno de los guionistas y/o productor ejecutivo de “Toy Story”, “A Bug’s Life” [Bichos, una aventura en miniatura] (también codirigida por Stanton), “Toy Story 2” (Toy Story 2. Los juguetes vuelven a la carga), “Monsters, Inc.” (Monstruos, S.A.), “Ratatouille” y “Up” de Disney•Pixar.

Willem Dafoe, que interpreta a Tars Tarkas en la película, nos cuenta lo que significa trabajar con Stanton: “Trabajé con Andrew en 'Buscando a Nemo'. Y a pesar de que sólo era un trabajo de voz, Andrew había realizado una investigación exhaustiva, se sabía cada plano y cada proceso. Es un auténtico multitarea. Así que cuando me habló de este proyecto y cómo iba a enfocarlo, me encantó la idea. Sabía que era el mejor director para sacar adelante la película, sin ningún cinismo. Le encanta el material, la historia”. 

A la cabeza de un reparto estelar se encuentran Taylor Kitsch (“Friday Night Lights” de NBC, “X-Men Origins: Wolverine” [X-Men Orígenes: Lobezno]) en el papel del protagonista que da nombre a la cinta, Lynn Collins (“50 First Dates” [50 primeras citas], “X-Men Origins: Wolverine” [X-Men Orígenes: Lobezno]) que interpreta a la princesa guerrera Dejah Thoris y Willem Defoe, nominado al Oscar® (“Spider-Man”, “Shadow of the Vampire” [La sombra del vampiro]) que da vida a Tars Tarkas, el marciano. El reparto también cuenta con Thomas Haden Church (“Sideways” [Entre copas] Spider-Man 3), Polly Walker (“Clash of the Titans” [Furia de Titanes], “Patriot Games” [Juego de patriotas]), Samantha Morton (“Elizabeth: The Golden Age” [Elizabeth: La Edad de Oro], “In America”), Mark Strong (“Sherlock Holmes”, “Body of Lies” [Red de mentiras]), Ciaran Hinds (“Munich”, “There Will Be Blood” [Pozos de ambición]), el actor británico Dominic West (“300”, “ Chicago”), James Purefoy (“Vanity Fair” [La feria de las vanidades], “Resident Evil”) y Bryan Cranston (“Breaking Bad”). Daryl Sabara (“Disney’s A Christmas Carol” [Cuento de Navidad de Disney], “Spy Kids”) interpreta a Edgar Rice Burroughs, el sobrino adolescente de John Carter.


Los productores de “John Carter” son Jim Morris (“Wall-E”, “Ratatouille”), Colin Wilson (“Avatar”, “War of the Worlds” [La guerra de los mundos]) y Lindsey Collins (“WALL-E”) y el libro fue adaptado para el cine por Andrew Stanton & Mark Andrews y el escritor Michael Chabon, ganador del Premio Pulitzer.
El equipo de galardonados realizadores cuenta con el diseñador de producción nominado a los Oscar® Nathan Crowley (“Public Enemies” [Enemigos públicos], “The Dark Knight” [El Caballero Oscuro], “Batman Begins”); la diseñadora de vestuario Mayes C. Rubeo (“Avatar”, “Apocalypto”); el director de fotografía Dan Mindel, ASC, BSC (“Star Trek”, “Mission Impossible III” [Misión imposible III], “Spy Game” [Juego de espías]); Eamonn Butler (“Harry Potter and the Order of the Phoenix” [Harry Potter y la Orden del Fénix], “10,000 BC”), supervisor de animación; los supervisores de efectos de vídeo, Peter Chiang (“The Reader” [El lector], “The Bourne Ultimatum” [El ultimátum de Bourne]) y Sue Rowe (“Prince of Persia: The Sands of Time” [Prince of Persia: Las arenas del tiempo] “Golden Compass” [La brújula dorada]); y Eric Brevig (“Men in Black”, “Pearl Harbor”, “Signs” [Señales]), asesor de efectos visuales especiales. 

El rodaje de “John Carter” empezó en el Reino Unido el 4 de enero de 2010. El grueso del rodaje en estudio (junto con las secuencias exteriores ambientadas en la Tierra) tuvo lugar en los Shepperton Studios de Londres y en los Longcross Studios de Chelburn, y duró cuatro meses. Despertó un enorme interés entre el público y en las numerosas páginas de fans se vertían todo tipo de opiniones sobre los progresos que iba haciendo la película. 

A finales de abril, el equipo de la película se trasladó a Utah para rodar otras 12 semanas con localizaciones en Moab, Lake Powell, las salinas del Delta, Hanksville (donde la NASA ha probado vehículos robóticos), y Big Water -una enorme meseta de pizarra y piedra granulada que se extiende ante un impresionante círculo de desfiladeros rojos que bordea el Grand Staircase-Escalante National Monument.

Aunque “John Carter” tendrá un buen número de efectos visuales, los realizadores querían utilizar localizaciones y paisajes naturales para rodar la acción. El productor Jim Morris nos explica por qué. “En la medida de lo posible, decidimos rodar en localizaciones reales y reducir al mínimo la construcción de platós digitales para que el público tenga la sensación de que los lugares son reales. Esperamos que esto añada una capa de autenticidad que contribuirá a la credibilidad y al realismo de la película". 


“Es lo que yo llamo nuestro pequeño 'trozo' de Marte", afirma el productor Colin Wilson al referirse a las localizaciones en Utah, aunque lo cierto es que 'pequeño' no es la mejor palabra para definir un plató que se extiende a vista de pájaro. Los restos de una ciudad marciana se terminarán digitalmente en la posproducción utilizando la grandiosidad de los enclaves naturales. “Nuestra filosofía se ha basado en utilizar localizaciones prácticas con platós reales y escenarios que marcan un hito en nuestro mundo digital", explica Wilson. “Los edificios sólo tienen una planta terminada, pero en la película el público verá torres y más torres". 

Sin embargo, en el plató, la mezcla de realización tradicional y magia generada por ordenador se convierte en un arte gracias a la maestría de Stanton y su equipo de producción.
Para Nathan Crowley, diseñador de producción, crear el aspecto de tres culturas diferentes marcó el punto de partida del diseño de producción. “En Barsoom abarcamos tres culturas: Zodanga, Helium y la cultura Thark. Al haber tres culturas necesitábamos tres tipos diferentes de arquitectura. Por ejemplo, he creado lo que yo llamo 'modernismo antiguo' y lo he adaptado para las criaturas Thark que miden 2,40 metros. He tomado la arquitectura modernista de los 60 para recrear la Tierra pero traducida en versiones marcianas de tamaño muy superior. Después he derruido los edificios para crear las ciudades desmoronadas. La idea surgió cuando encontramos las localizaciones reales porque quería que el paisaje natural formara parte de la arquitectura". 

A la hora de diseñar los trajes para "John Carter", la mayor fuente de inspiración de Mayes C. Rubeo, diseñadora de vestuario, fue sin lugar a dudas el director Andrew Stanton. Lo explica así: “¡La visión de Andrew es de Barsoom! Es como si hubiera hecho un viaje de ida y vuelta a Barsoom y hubiera registrado todos los datos en su cerebro. Ha sido de gran ayuda porque es un auténtico visionario y comprende la importancia de mi trabajo". 

Trabajar en una película del género fantástico le dio a Mayes una gran libertad creativa. “Quería reproducir un look antiguo pero dentro de una película de ciencia ficción ya que esta visión la inventó Burroughs hace cien años. Tenía que pertenecer al género fantástico con mucha imaginación y color. La forma en la que los Barsoomianos llevan los accesorios, los peinados o un elemento en particular de un traje tiene un fuerte impacto en la película y contribuye a diferencias a los habitantes de las dos ciudades. Realicé un trabajo de documentación exhaustivo. Logramos que el aspecto de las tribus fuera efectivo y dramático a la vez". 

Además del vestuario, el proceso de dar vida a los personajes fue responsabilidad del director y los actores, sin olvidarnos de los maestros de los efectos visuales y los magos del maquillaje que aportaron a los personajes sus rasgos tribales.
En el caso de Taylor Kitsch y Lynn Collins, que tienen forma humana en la película, el proceso fue más directo pero físicamente agotador. “Es el papel más físico que he hecho en toda mi vida”, afirma Kitsch sobre John Carter, su heroico personaje que se ha liberado de las limitaciones físicas que impone la gravedad de la Tierra. “Los saltos, las escenas peligrosas, aprender a manejar la espada... la verdad es que todas las escenas en Marte han sido agotadoras". 

“Nos colgaban de todas las maneras imaginables", dice Lynn Collins. Está claro que las cualidades de princesa de su personaje están a la altura de sus habilidades de guerrera. “Después de hacer esta película, mi miedo a las alturas ha desaparecido completamente". 
Sin embargo, para los actores que hacen los papeles de marcianos "Thark" de Stanton, el proceso es más complejo. Por ejemplo, el Tars Tarkas de Willem Dafoe, por ejemplo, será un alienígena de 2,75 metros con cuatro brazos, así que destaca mucho sobre John Carter. En el plató, Dafoe se sirve de zancos para igualar la altura de su personaje. Lleva el cuerpo cubierto con un mono gris marcado con lunares negros. Son puntos de referencia para los animadores que recrearán sus movimientos digitalmente en posproducción. En la cara también tiene lunares negros y dos cámaras, suspendidas de un casco, graban sus movimientos faciales.

 “Se metieron totalmente en la piel de los personajes”, afirma Wilson al referirse al reparto. “Les contamos a todos nuestros personajes Thark lo que les íbamos a hacer pasar. Cuando salían de las reuniones con Andrew preguntaban dónde había que firmar. Y creo que ese entusiasmo se debe a que los personajes están muy bien escritos. Para ellos, contar una historia que nunca se ha contado y crear un mundo que no ha visto nadie constituye una oportunidad única". 

Y el director Andrew Stanton está entusiasmado con contar esa historia que nadie ha contado antes y crear ese mundo que no ha visto nadie. Y es el mismo entusiasmo que le produjo la lectura de los libros cuando era niño. Afirma: “Mi objetivo es querer creerlo. Creer que existe en realidad. Esa sensación que tienes cuando lees un buen libro fantástico en el que te preguntas: ¿Cómo sería...?”

No hay comentarios: