AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

domingo, 15 de diciembre de 2013

El Bosque sin Retorno


"Estoy aquí para invitaros a una celebración en nuestro pueblo... así que poneos vuestra mejor sonrisa, liberad vuestra imaginación y venid con nosotros a Mother Goose Village"

¿Alguna vez te has preguntado de dónde saca Santa Claus los juguetes que reparte en Navidad? En El Bosque Sin Retorno (Babes in Toyland, 1961), es el juguetero del País de los Juguetes quien los fabrica para que Santa los distribuya en Nochebuena.

El Bosque sin retorno fue la primera película musical de imagen real producida por Walt Disney, combinando la fantasía, la comedia y la música en una mágica historia que empieza con la celebración del compromiso de boda entre la encantadora Mary Contrary y el guapo Tom Piper. Pero el malvado Barnaby trata de romper su felicidad. Entre canciones y aventuras, nuestros héroes llegan al País de los Juguetes acompañados de sus amigos Bo Beep y Willi Winkie, donde tendrán que ayudar al juguetero a finalizar los pedidos que Santa Claus debe repartir por el mundo antes de que llegue Nochebuena.


"La música de nuestra película El Bosque Sin retorno, se basa en la partitura original de Victor Herbert, escrita hace mas de medio siglo", explicó Walt Disney en 1961. "Hemos actualizado la música y las letras para adaptarlas a la actualidad, pero las melodías son las mismas." Se combinaros los clásicos personajes de Mother Goose con una fascinante visión del País de los Juguetes donde los soldaditos de madera cobran vida.

Al igual que ya hizo con el ballet de Tchaikovsky de La Bella Durmiente, el compositor George Bruns adaptó la partitura de Herbert cambiando el tempo de muchas de las canciones, haciendo nuevos arreglos y transformando algunos temas en canciones completas. También compuso tres nuevas melodías. Todo esto ayudó a dar vida a esta versión Disney del clásico espectáculo teatral.

Además de las múltiples versiones teatrales, también existía ya una versión cinematográfica estrenada en 1934 protagonizada por Laurel y Hardy. Esta adaptación cambió su título en 1961 a "March of the Wooden Soldiers" (La marcha de los soldados de madera) para no competir con la versión Disney. Pero además, dicha versión contaba con algunos personajes de Walt Disney como Mickey Mouse y los tres cerditos. El productor Hal Roach pidió permiso personalmente a Walt Disney para usar estos personajes y Walt ofreció su colaboración.

Ward Kimball, animador, director y uno de los 9 old men de renombre en Disney contó su experiencia: "Entre 1958 o 59, Walt me llamó a su oficina y me contó que tenía los derechos de Babes in Toyland. Walt quería saber si me gustaría probar hacer algo con la historia, porque pasaría a ser de dominio público en 1960. Había habido ya dos intentos en los estudios Disney de escribir una versión, pero Walt pensó que tal vez sería mejor enfocarla desde un ángulo diferente. Nunca me gustó el original de Herbert porque las relaciones entre los personajes parecía confusa. Olvidé todo lo que se había hecho antes y escribí un argumento donde no había duda sobre las intenciones de Barnaby. Entonces me senté con Joe Rinaldi e hicimos los Storyboards. Walt los vio y le gustaron. Después conseguí que Mel Leven escribiera algunas letras para las canciones al estilo de Gilbert and Sullivan. Walt siempre pensó que una canción debía dar continuidad al argumento. Ese fue el gran cambio en la película, y a Walt le encantó."


La dulce estrella de El Bosque sin Retorno es Annette Funicello, que en aquella época gozaba de gran popularidad. Walt estuvo un tiempo pensando en alguien para el papel de Mary Contrary, hasta que el asistente de producción Lou Debney le dijo "Bueno, Walt, en mi opinión, si Columbia o Universal fusen a hacer esta película, probablemente te llamarían preguntándote ¿Puedes prestarnos a Annette?".

Annette recordaba "a todas esas pelirrojas que venían al estudio a hacer las audiciones para el papel de Mary. Un día, sin embargo, Walt vino hacia mi y me dijo 'Ven conmigo al departamento de peluquería, quiero ver cómo estás de pelirroja'. Creo que le gustó cómo me quedaba porque me dio el papel. Para mi fue un sueño hecho realidad. La gente me pregunta cual es mi película favorita de las que he hecho, y tengo que admitir que es esta."

Las actuaciones vocales de Annette en la película son encantadoras, incluso a pesar de que ella consideraba que las melodías de Herbert eran las más complicadas que jamás había interpretado. "Tommy Sands tenía una voz magnífica", destacó Annette, "nunca tuvo problemas, pero yo era muy tímida a la hora de interpretar esas bonitas canciones."


Tommy Sands interpretaba a Tom Piper. El joven cantante fue sensación en EEUU gracias a su papel estelar en un programa de televisión llamado The Singin' Idol. "Estaba haciendo una película con Fabian llamado Love in a Goldfish Bowl (1961) en Paramount," recuerda Tommy. "Había varios de nosotros tratando de conseguir el papel para El Bosque sin Retorno: James Darren, Michael Callan y yo. pero un día Walt pidió asistir a vernos actuar. Yo estaba algo preocupado. Tenía mi pelo rubio para Goldfish Bowl, lo que haría contraste con Fabian, pero cuando Walt nos vio, le dijo a mi agente que yo tenía el papel. Firmé el contrato y estaba muy emocionado."


Para el cómico villano Barnaby, Walt eligió a Ray Bolger, quien interpretó al adorable espantapájaros en el clásico de MGM El Mago de Oz (1939). Walt lo eligió porque, tal como recuerda Lou Debney, "Él dijo 'recuerdo a Ray Bolger cuando di una vuelta en barco en Hawaii. Ray Bolger estaba allí, y tras la cena, ¡increíble! ¡Él actuaba! ¡Dios mío, ese hombre sabe bailar!'." Ray volvía a la gran pantalla con este papel tras una ausencia de ocho años en los que trabajó en Broadway y en televisión. "Nuncha había interpretado un papel como este, y no podía resistirme al reto," admitió Ray. "Le encantó hacer de Barnaby" comentó Ward Kimball, "y lo hizo al estilo de los antiguos melodramas." Walt comentó que Ray "Es un tipo que puede bailar, cantar, y tiene una cara con la que puede interpretar al villano."


El alabado cómico Ed Wynn hizo una deliciosa interpretación del Juguetero. "Fue un reto para Walt recuperar algo de lo que nos reíamos 30 años antes, y eso me fascinó. Era una combinación de lo dramático con partes de los personajes de The Perfect Fool y The Fire Chief que interpreté en teatro y radio mucho tiempo atrás." El nuevo estatus de Ed como actor cinematográfico en películas como Majorie Morningstar (1958) y El Diario de Anna Frank (1959) le llevaron incluso a ser rodeado por una multitud de fans en el aeropuerto de Dallas durante un tour promocional. Ed bromeaba diciendo "Tengo mas fans que Elvis Presley, solo que  conmigo, cuando se desmayan, lo tienen mas difícil para volver a levantarse".


Walt también le dio un papel en la película al popular actor Tommy Kirk, conocido por sus papeles en Fiel Amigo (1957) y Los Robinsones de los Mares del Sur (1960). Tommy interpreta a un torpe inventor llamado Grumio. Annette comentó que "Tommy tenía mucho talento. No se daba cuenta de que era un cómico fantástico. "

Otros habituales de los estudios Disney, Kevin Corcoran y su hermano Brian interpretaron a Boy Blue y Willie Winkie respectivamente. Ambos estaban bajo contrato en los estudios y participaron en miniseries como Elfego Baca, Texas John Slaughter y Daniel Boone. Interpretando unos papeles al estilo de Laurel y Hardy estaban los secuaces de Barnaby interpretados por Gene Sheldon y Henry Calvin.

La cantante Ann Jillian hizo su debut cinematográfico en El Bosque sin Retorno. El talento de la joven actriz le valió para aparecer en Gypsy (1962), la serie de los 80 Jennifer Slept Here, y para Disney participó en Sammy la Foca Loca (1962). "Trabajar en El Bosque sin Retorno fue como vivir un cuento de hadas," recuerda Ann. "Ray Bolger me enseñó a bailar tango con nuestros vestuario de la película. Es maravilloso que te empujen a interpretar siendo niña. Me fascinó que hubiera gente de verdad a la que pagaban por hacer aquellos maravillosos decorados. De verdad, fue como vivir un cuento de hadas."

Se utilizaron tres platós de los Estudios Disney para alojar los enormes y preciosos decorados de la película. Los coloridos fondos, diseñados por los legendarios directores artísticos Carroll Clark y Marvin Davis, ayudaron a crear los mágicos escenarios en los que transcurre la acción, creando un mundo de fantasía con aspecto de dibujo animado. "Teníamos carpinteros que habían trabajado todos esos años en el Mickey Mouse Club, y podían hacer cualquier cosa," reveló Ward Kimball. "Tratamos de encontrar un estilo de dibujo animado. originalmente se pensó en hacer la película en animación, pero hacer una película así toma dos años de trabajo. Era un problema de tiempo. Hacerlo en acción real era mas rápido. Walt tenía además a todo su elenco de estrellas disponibles entonces."


"Los decorados eran un lugar divertido en el que estar siendo un niño," recuerda Kevin. "La Casa de Calabaza y el zapato de Mother Hubbard se decoraron como salones con pequeñas mesas y sillas, muebles de casa de muñecas. Walt era muy particular en lo que hacía, y no hacía nada a medias. Quería hacerlo bien o no lo hacía." Llenando un escenario mas grande que dos campos de fútbol, el siniestro Bosque sin Retorno incluía niebla artificial, telarañas y 100 árboles de fibra de vidrio, terroríficamente iluminados en azul y morado, rodeados de un fondo pintado de 180º como un ciclorama. Para los árboles que cantan y bailan, el artista de efectos especiales Robert Mattey creó unos tubos de espuma para los troncos y los esculpió con quemadores para luego pintarlos con spray para dar un efecto envejecido. Ojos móviles, brazos y bocas los movían los bailarines desde dentro de los trajes mediante un sistema mecánico.


Para las escenas en las que los personajes del País de los Juguetes son reducidos de tamaño con la pistola inventada por Grumio, se hicieron impresionantes versiones gigantes de los juguetes y decorados de la juguetería, incluyendo muebles, juguetes y una inmensa jaula para pájaros. Entre los más elaborados de los elementos del decorado, se encuentra la fantástica máquina que fabrica juguetes. 28 técnicos eléctricos de Disney controlaban su funcionamiento desde un panel de 400 interruptores. Compuesta de todo tipo de elementos, desde esferas de lucite, tubos de cristal, celofán multicolor, globos, tuberías de acero, mangueras de goma, osciloscopios y luces de neón, el invento incluía además un infantil diseño con cara de robot. "Tiene un aspecto genial," comentó Walt. "Si funcionara de verdad, revolucionaríamos el negocio juguetero."
Otro delicioso elemento de la película es uno de sus personajes mas queridos: Sylvester Goose, una marioneta con la voz del director Jack Donahue. "Mary McCarthy en el papel de Mother Goose, sujetaba la marioneta," explica Ward Kimball, "y fuera de la vista estaba Jimmy Macdonald, cabeza de nuestro departamento de efectos de sonido. Hacía mover la boca del ganso, sincronizándolo con el diálogo metiendo su brazo por dentro del brazo de Mary." Mel Leven recuerda que durante el número de Floretta "fue idea mía el gag en el que la gitana agarra el pie del ganso para leerle la palma y canta 'Veo en tu palma que te sientes sola sin Tom', [en lugar de coger la mano de Mary]. Bueno, a Walt le pareció tan divertido que casi se cae de la silla. Le hizo muchísima gracia aquello."


El ganador de un Oscar, Bill Thomas, diseñó los espectaculares trajes, incluyendo el navideño traje rojo de terciopelo y piel blanca que viste Mary. Esta elegante capa iba puesta sobre el invernal vestido de boda de mary. A Annette le encantaron los trajes de Bill, tanto que le encargó que diseñara su traje de boda en 1965. En los archivos de Walt Disney se encuentran los trajes de la escena de la boda de Mary y Tom, así como su mágico trineo, entre sus tesoros.


Los efectos especial es de Disney brillan a lo largo de la película, desde las estrellas animadas que salen de la cabeza de Tom cuando recibe un golpe en la cabeza con un mazo, hasta el charco de lágrimas de cocodrilo de Rodérigo en el número de la canción "Se hundió en el fondo del mar". Otro número destacado es "No puedo hacer la suma", en la que Annette se divide en varias copias de sí misma en diferentes colores, formando un coro en el que canta consigo misma. Annette comentó que esa escena era "una de mis favoritas. Estaba sujeta con cables cuando iba andando sobre mis manos."

El clímax de la película es la marcha de los soldaditos de madera, en la que el miniaturizado Tom lidera un batallón de juguetes contra Barnaby. Ward Kimbal, que era un ávido coleccionista de juguetes, lideró la unidad especial que se encargó de hacer mas de 100 juguetes creados especialmente para la dinámica escena. Muchos de los juguetes incorporaban partes de juguetes comprados en tiendas, modificados para que encajaran con el diseño de los personajes de la escena. Los animadores especializados en stop-motion de Disney, Bill Justice y X. Atencio, con ayuda de los escultores Yale Gracey y Ted Tillman, llevaron a cabo la "animotion" (término creado por Disney para denominar la técnica de animación stop-motion) de cada personaje.


Los soldados de juguete estaban hechos con brazos y piernas intercambiables para que la cámara de stop-motion puediera capturar su desfile. "La secuencia de la marcha se hizo con un tempo de 12," explicó Bill, "eso significa que los soldaditos darían un paso cada 12 fotogramas. Cada soldadito - había 40 en algunas escenas - tenía 12 conjuntos de brazos y piernas que se debían cambiar en cada fotograma para completar un solo paso." Las figuras medían unas 12 pulgadas y sus cuerpos eran de fibra de vidrio. Los soldados de El Bosque Sin Retorno con sus uniformes rojos, se convirtieron en las inesperadas estrellas de la película y han participado en las cabalgatas navideñas de los parques Disney desde el estreno de la película.

El Bosque sin Retorno marcó la primera vez que los fabricantes licenciados de Disney puderon fabricar juguetes que realmente aparecían en una de sus películas. La muñeca de la Princesa Hada, interpretada por Annette en el número "Just a Toy", fue especialmente diseñada para la película por Uneeda Doll Company, que creó 367 juguetes incluyendo puzzles, trajes y juegos que fueron fabricados por 45 empresas distintas que participaron en la gigantesca campaña promocional de Navidad.


The New York Times y Life publicaron artículos sobre la película, pero la mas espectacular celebración vino del mismo Walt Disney. Originalmente presentada en color el 17 de Diciembre de 1961 en el programa de televisión Walt Disney's Wonderful World of Color, "Backstage Party" mostraba a Walt invitando a los telespectadores a presenciar desde sus casas la fiesta de fin de producción de la película. Las estrellas principales de El Bosque sin Retorno interpretaron canciones y situaciones cómicas acompañados por miembros del personal de Disney como el compositor George Bruns tocando el trombón, el letrista Mel leven con el ukelele, y el experto en efectos especiales Jimmy Macdonald en la batería. El coreógrafo Tom Mahoney bailó, el director Jack Donohue recibió elogios del elenco, y Tommy Kirk regaló a Ed Wynn un premio "Mousecar" para conmemorar sus 60 años en el mundo del espectáculo.


Estrenada el 14 de Diciembre de 1961, El Bosque sin Retorno fue presentada como la gran atracción de las Navidades en el Radio City Music Hall, donde casualmente Ray Bolger había bailado en su inauguración en 1932. La película obtuvo dos Oscars: A la mejor banda sonora de film musical (George Bruns) y mejor diseño de vestuario en color (Bill Thomas). Los decorados tan coloridos y fascinanes formaron parte de una exposición en Main Street Opera House en Disneyland en Septiembre de 1963. la película se estrenó en televisión en dos partes en The Wonderful World of Disney los días 21 y 28 de Diciembre de 1969, con Mary Contrary, interpretada por Annette, presentó la emisión como un evento navideño. Desde entonces, tras varios re-estrenos y ediciones en vídeo, este caleidoscópico collage de motivos navideños se ha convertido en una tradición anual en muchos hogares.

Fuente y fotos: D23