AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

jueves, 20 de febrero de 2014

Biografía de Walt Disney 3: Laugh-O-Grams



Walt volvió a casa desde Francia en el otoño de 1919, decidido a convertirse en artista. Se mudó a la vieja casa de la familia en Kansas City con sus hermanos, Roy y Herbert y la familia de éste último. Trató de encontrar un empleo en el periódico Star de Kansas City, pero no lo consiguió. Roy le ayudó a encontrar un puesto como aprendiz en Pesmen-Rubin Commercial Art Studio, donde dibujaba caballos, vacas y bolsas de pienso para catálogos de productos para granjas. Como siempre, no preguntó cuánto le iban a pagar, y el sueldo que le dieron era de 50$ al mes. Desafortunadamente, justo antes de Navidad la actividad del negocio empezó a declinar y fue despedido. Entonces, Walt y otro artista despedido empezaron un negocio de publicidad juntos, llamado Iwerks-Disney. Se trataba de Ub Iwerks. La empresa se llamó así porque al revés sonaba como el nombre de una fábrica de gafas.

Iwerks-Disney tenia un fiel cliente, que no era otro que el padre de su viejo amigo de la infancia, Walt Pfeiffer, quien les ofreció trabajar para el periódico United Leatherworkers Journal, pero el negocio no terminaba de despegar. Walt consiguió un trabajo en Kansas City Slide Company (que luego se llamaría Kansas City Film Ad Company), en el que le pagaban 40$ a la semana y en el que hacía anuncios animados. Cogió el trabajo y unos meses después se le unió Ub Iwerks. Los dibujos animados estaban en su infancia. Hasta los mejores, como Krazy Kat and the Katzenjammer Kids, eran toscos y repetitivos intentos en blanco y negro basados en tiras cómicas. Pero el público se quedada sorprendido e intrigado por esta nueva forma de entretenimiento, y también Walt. Quería mejorar las torpes bases de la animación que se usaban en Kansas City Film Ad. Leyó libros sobre animación y descubrió cómo trabajaban los directores de animación de Nueva York. Así empezó a hacer sus propios cortos animados.

Walt accedió a pagar a su padre 5$ al mes para alquilar el garaje familiar y convertirlo en un estudio (aunque Roy no recuerda haber sido testigo de ninguno de estos pagos). Tras el trabajo, Walt se quedaba hasta altas horas de la madrugada trabajando en la animación. En aquella época, los cines de Kansas City alquilaban cintas de dibujos animados de los animadores de la Costa Este. Walt se decidió a competir con ellos creando sus propias obras con un toque adaptado a la cultura local. Vendió con éxito la idea al teatro Newman y empezó a crear su serie Laugh-O-Grams. Como de costumbre, los vendía a un precio muy bajo y no ganaba dinero, pero ya podía decir que estaba en el negocio de los dibujos animados. Sus amigos habían vuelto a Kansas City, pero no se quedaron por mucho tiempo. En 1921, Herbert, Ruth, Flora y Elias se mudaron a Portland. Roy contrajo la tuberculosis y fue ingresado en un hospital de Arizona. Walt, completamente solo, encontró alojamiento en una habitación de alquiler.

Walt se volcó por completo en los dibujos, contratando a varios aprendices que trabajaban gratis para él. Utilizando su sorprendente don para las ventas, Walt consiguió ahorrar la suma de $15.000 gracias a sus inversores, abandonó su trabajo y se incorporó a su pequeña empresa llamada Laugh-O-Grams Films. Consiguió un contato para vender una serie de cortos basados en cuentos de hadas por $11.100 aceptando un pago por adelantado de $100. Tras seis meses de trabajo su cliente se declaró en bancarrota. Walt no volvió a ver un sólo centavo. A pesar de sus desesperados esfuerzos por hacer dinero, Walt no pudo pagar el alquiler y se mudó a vivir en la oficina de su empresa. Sus trabajadores le abandonaron. Casi no tenía dinero para alimentarse. Entonces consiguió $500 por una película sobre higiene dental y los invirtió en un nuevo proyecto llamado "Alice's Wonderland". Pero antes de completarlo se tuvo que declarar en quiebra. Con su trabajo inacabado, cogió los pocos dólares que le quedaban y se compró un billete de tren con rumbo a California.

Fuente: Walt Disney Family Museum

1 comentario:

Anónimo dijo...

por favor podeis continuar con la bibliografia del sr. Walt por favor me gustaria saberlo todo sobre el padre de la magia y la ilusion