AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

viernes, 7 de marzo de 2014

Biografía de Walt Disney 11: Actores y Trenes


Por supuesto, "La Cenicienta",  a pesar de que resultaría ser una película de animación tremendamente rentable, era sólo una extensión del trabajo de Walt había hecho antes de la Segunda Guerra Mundial. True-Life Adventures, sin embargo, era algo totalmente diferente. Cuando Walt envió un equipo de cineastas, que eran marido y esposa, a Alaska para filmar películas, los demás empleados se sintieron desconcertados. Y cuando vieron las interminable imágenes de focas que parecían fascinar tanto a Walt, quedaron aún más perplejos. "Nunca has visto nada tan aburrido en toda tu vida", dijo alguien. Pero donde otros veían miles de focas aburridas, Walt veía oro. Añadió  música, escritura inteligente, algunas bromas, y una edición sólida, y entonces, esas criaturas amantes del agua fueron los protagonistas de "Isla Foca" El primero de la serie de documentales de True-Life Adventures de Walt Disney. Aunque su distribuidor, RKO, se resistió a la idea, al final Walt consiguió convencerles. Con el tiempo, Walt haría 13 True Life Adventures entre 1948 y 1960, ocho ganarían premios de la Academia .


 "Los actores son geniales", bromeó una vez Walt con sus animadores. "Tú les das el texto, ensayan un par de veces, y lo tienes en la película, se acabó. A vosotros os lleva seis meses dibujar una escena.". Sin duda, Walt se sentía atraído por las películas de acción en vivo desde el principio. Aunque su distribuidor intentó desalentar el cambio. ¿por qué tratar de convertir un exitoso estudio de animación en otra productora de cine? Como siempre, los que trataron de hacer desistir a Walt fracasaron. Y Walt demostró ser hábil en este nuevo campo. Su primer esfuerzo, "La Isla del Tesoro" que fue filmada en Inglaterra y permitió Walt y su familia hacer un viaje memorable allí, mostró que las mismas habilidades que hacían de él un virtuoso del personaje animado, se podían aplicar a los actores vivos. Su asombroso sentido de la historia, atención al detalle, y la voluntad de perseguir la perfección fueron claves para su éxito en este campo también.


Walt había amado los trenes de toda su vida. Y en 1947 , le escribió a su hermana Ruth que "me compré un regalo de cumpleaños / Navidad, algo que he querido toda mi vida, un tren eléctrico... es probable que no puedas entender lo mucho que quería una cuando era un niño, pero ahora ya tengo uno". Desde hacía algún tiempo, Walt había disfrutado del polo como hobby, e incluso había arrastrado a Roy y un número de amigos del estudio con él. Sin embargo, una lesión le impidió seguir con las competiciones a caballo, así que puso todas sus energías en sus trenes. Le encantaba hacer pequeñas miniaturas también. Algunas de las cuales las ponía en sus maquetas de trenes. "Llegaba a la mesa para cenar", recordó su hija Diane, y "traía ese pequeño trozo de madera en el que había estado trabajando, y lo dejaba allí sintiéndose orgulloso".


En 1949, Walt y Lilly decidieron construir una nueva casa. No querían una típica mansión de Hollywood, preferían algo fácil de mantener. No es que fuera una casa común. Contaba con una sala de proyección, por ejemplo, y "una sala de juegos con una fuente de soda", escribió Walt, "donde las chicas pueden entretener a sus amigos sin molestar al resto de la familia". Walt amaba a su fuente de soda, también, y Sharon recordó, "entraba allí y hacía unos brebajes extraños que nadie iba a tomar, ni siquiera él mismo". Lo más notable, sin embargo, era que el jardín incluía una media milla de  vías tren de un octavo de tamaño, en el que Walt montaría su propio tren en miniatura". Walt no estaba tan interesado en una casa nueva como lo estaba en el terreno, donde podría construir su tren", dijo Lilly. Incluía un túnel de 120 metros de largo, en forma de S, en el jardín de Lilly.

No hay comentarios: