AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

sábado, 5 de abril de 2014

Las Grandes Obras de Walt 2: Steamboat Willie y Silly Symphonies


Se dice que Walt dibujó los primeros esbozos de Mickey Mouse en un tren a Los Ángeles después de haber perdido los derechos de Oswald, el conejo de dibujos animados. Visto desde una distancia de más de 70 años, parece que el éxito de Mickey era inevitable, que era una especie de fuerza de la naturaleza en el entretenimiento, destinado a convertirse en uno de los personajes más queridos en el mundo. Pero la verdad no es tan simple. De hecho, Mickey Mouse fácilmente podría haberse convertido en un personaje más de la historia de la animación, uniéndose a personajes de la talla de Popeye, Betty Boop, y Félix el Gato. De hecho, cuando se creó a Mickey, al principio no parecía muy diferente de muchos de sus predecesores. Es evidente que el factor más importante que llevó al estrellato a Mickey era su carácter alegre optimista y resistente, muy parecido a Walt. Puede ser cierto que el animador Ub Iwerks fue en gran parte responsable del diseño final de Mickey, re-elaborando bocetos de Walt para hacer que el ratón fuera más fácil de animar. Pero como animadores de la época han comentado, según el historiador de animación Charles Solomon, "Ub diseñó el aspecto físico de Mickey, pero Walt le dio su alma."


Aún así, una personalidad atractiva no garantizaba la fama de Mickey. Él consiguió su primer gran éxito a causa de un aparentemente simple destello de inspiración: En una época en que los personajes de dibujos animados eran silenciosos, Walt decidió dar a Mickey Mouse una voz. Otros estudios habían experimentado con la sincronización de sonido y animación, pero ninguno había hecho un trabajo particularmente exitoso. Escribe Solomon sobre los inicios de Mickey, "Las tres primeras películas... se hicieron mudas. Los distribuidores expresaron poco interés en ellas: Mickey parecía muy similar a Oswald. Disney estaba pidiendo 3.000 dólares por película (una suma considerable en la época) e insistió en la retención de los derechos del personaje de Mickey mouse". Fue entonces cuando Walt decidió gastar cada dólar que tenía en crear una banda sonora para una de estas tres caricaturas, "Steamboat Willie". No fue fácil, y un hombre mas débil que Walt se habría dado por vencido. Los músicos no llegaban puntuales al trabajo... un violinista apareció borracho... El dinero escaseaba. Pero el trabajo pudo finalmente hacerse. Y cuando "Steamboat Willie" se estrenó en el Colony Theater de Nueva York, atrajo a una gran de atención. El "New York Times" lo llamó "una ingeniosa obra con una buena dosis de diversión." Y Mickey estaba en marcha .


El distribuidor de Walt exigió "más ratones" después de que Mickey Mouse triunfase en las salas como una celebridad internacional. Pero Walt no estaba satisfecho con la simple repetición de una fórmula de éxito. Quería experimentar. Y así nacieron las Silly Symphonies, una serie de dibujos animados en cada uno de los cuales figurarían personajes diferentes y se basarían en temas musicales mas o menos conocidos. La serie comenzó con "The Skeleton Dance", estrenado el 22 de agosto de 1929. Walt creó una unidad Silly Symphony en su estudio, libre de las limitaciones de la tradicional serie de dibujos animados. Pensaba que las Silly Symphonies debían valerse por sí mismas. Pero los distribuidores temían que no iban a vender sin un personaje conocido como Mickey Mouse. Walt se comprometió un poco permitiendo que sus sinfonías tontas llevaran el nombre de Mickey en la pantalla de título; pero él no aparecía como personaje. La experimentación posible en Silly Symphonies era de un valor incalculabre para Walt. Uno de los cortos, llamado "Flowers and Trees", por ejemplo , fue producido originalmente en blanco y negro. Pero entonces Walt decidió que quería empezar a hacer dibujos animados en color. Así que, pese a las limitaciones del presupuesto, algo de lo que era consciente su hermano Roy, encargó al personal rehacer la pieza entera en hermoso Technicolor. "Flowers and Trees" Ganó el Oscar al mejor corto de animación en 1932.


En 1933, debutó "Los Tres Cerditos". Ganó el Oscar al mejor corto animado de ese año y ayudó a Walt a desarrollar el uso de la caracterización en los dibujos animados. "Por fin hemos logrado dar verdadera personalidad a un corto completo", dijo. "Los Tres Cerditos" era perfecto para un público que, golpeado por los estragos de la Gran Depresión, se identificaron con el tema: "¿Quién le teme al lobo feroz?" Más tarde, una sinfonía tonta llamada "La Diosa de la Primavera" dio a los animadores la oportunidad de practicar los duros desafíos de la animación de la forma humana, una tarea que sigue siendo difícil en la actualidad. Varios años más tarde , mientras se prepara para "Blanca Nieves y los Siete Enanitos", Walt experimentó con esfuerzos para dar profundidad en la animación con los dibujos animados "The Old Mill". Era la oportunidad de Walt para probar su nuevo juguete tecnológico, la cámara multiplano, que permitió a los animadores poner personajes y fondos en diferentes capas o planos de una forma muy novedosa. Al pasar los años, las Silly Symphonies se convirtieron en el más prestigioso producto del estudio. A principios de la década de los 30, Walt comenzó a elaborarlos con la temática de cuentos de hadas, una idea que iba a allanar el camino para los largometrajes de animación que estaban por venir. Cuando la serie Silly Symphonies terminó en 1939, Walt había hecho unos 75 de estos dibujos animados.

No hay comentarios: