AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

domingo, 17 de enero de 2016

Alicia en el País de las Maravillas




En los años 40, los estudios de Walt Disney pasaron por una época en la que sobrevivieron gracias a las películas que hicieron para el ejército de los EEUU y también gracias al éxito de sus cortos y largometrajes animados compuestos por "colecciones" de cortos, que hacían que la producción fuera más sencilla y económica. En 1950, el éxito de La Cenicienta supuso el retorno de Walt Disney a las producciones animadas al estilo de Blancanieves y los Siete Enanitos. A partir de ahí fueron varios los proyectos de Walt Disney que llevaban años en el tintero y que por fin podían cobrar vida. Entre esos proyectos estaba Alicia en el País de las Maravillas, cuyo inicio se remonta a los años 30, cuando Walt aún no tenía decidido cuál sería la historia para su primer largometraje de Animación. La historia de Alicia era una de las candidatas, pero Blancanieves fue la que ostentó ese honor debido a los ingredientes de su historia que se adaptaban mejor a las posibilidades técnicas de la época.


La producción de Alicia en el País de las Maravillas fue el resultado de 4 años de trabajo en los que lo más complicado fue desarrollar la historia, pues el carácter episódico y la gran cantidad de personajes de los libros de Lewis Carrol hacía bastante complicada la tarea de llevarlos al cine construyendo una historia homogénea que no viera mermada su continuidad.


Alicia en el País de las Maravillas no sólo está basada en el libro del mismo título, sino que también tiene elementos que provienen de su secuela titulada A Través del Espejo. Walt Disney nunca fue amigo de las secuelas y quería condensar los dos libros en un único filme.


Para esta tarea, fueron 13 los escritores que fueron hilvanando la historia para adaptarla al medio cinematográfico: Winston Hibler, Ted Sears, Bill Peet, Erdman Penner, Joe Rinaldi, Milt Banta, William Cottrell, Dick Kelsey, Joe Grant, Dick Huemer, Del Connell, Tom Oreb, John Walbridge


Lo más complicado de la adaptación fue convertir la historia en apta para toda la familia, hacerla divertida pero sin perder ese espíritu de surrealismo y locura de la obra de Lewis Carrol. En este aspecto, la artista Mary Blair tuvo la misión de crear el diseño de la producción con sus conceptos artísticos de aire naif, colorista y al mismo tiempo surrealista. Su trabajo, combinado con el de los artistas de fondos de Disney, contribuyó a crear ese País de las Maravillas de aire etéreo, ilógico y a veces perturbador.



Alicia en el País de las Maravillas es una historia con unas características idóneas para ser un musical. Su ambientación, sus personajes locos y dispares, el carácter episódico de la historia... es el escenario perfecto para ayudar a que la historia avance a base de canciones. Por eso no es en vano el hecho de que la película tenga 14 canciones, siendo así la película animada de Disney con más canciones hasta aquel momento.


CURIOSIDADES

La película combina elementos de los dos libros: Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo. 
De 1949 a 1950, más de 750 artistas trabajaron en la creación de la película. 
La música está interpretada por una orquesta de 50 instrumentos. 
Kathryn Beaumont, la voz de Alicia en la versión original, también pone su voz en las atracciones basadas en la película en Disneylandia. 


Fueron necesarios para la creación de la cinta más de 350,000 dibujos y pinturas. 
Más de 1.000 diferentes tonos de acuarela se utilizaron para captar los colores del País de las Maravillas. 
30,28 hectolitros de pintura especial, con un peso total de 4,54 t métricas fueron usados en la película. 



La voz del gato de Cheshire - Sterling Holloway, interpretó a la rana en la versión de la historia de 1933. 
La primera película Disney en incluir voces de actores famosos, esto no ocurriría de nuevo hasta 1967 con El libro de la selva. 
El picaporte es el único personaje que no aparece en la obra de Lewis Carroll. 



Para su estreno en televisión se acortó la cinta y se emitió una versión reducida de una hora. 
El pez que mira cómo la morsa engaña a las ostras es el mismo pez que mira a Pinocho buscar la ballena en Pinocho de 1940. 
Fue la primera película que Walt Disney promocionó previamente por la televisión. En la noche de navidad de 1950 se emitió el especial de una hora de duración One Hour in Wonderland (Una hora en el país de las maravillas) que relataba la producción del film. Naturalmente el programa entero así como los clips de la película eran en blanco y negro. 



Fue la última película de Dink Trout - fallecido en 1950 -, que fue la voz del rey de corazones. 
Se rumoreó que debido al anterior éxito de La Cenicienta, el gato de Cheshire se diseñó basándose en Lucifer, personaje felino de la misma. 
En los créditos del principio, el nombre de Lewis Carroll está escrito incorrectamente; aparece como "Carrol", olvidando la última "l". 


Esta película tiene más canciones que cualquier otra película Disney. Dieciséis canciones en setenta y cinco minutos. 
Los naipes están basados en los casacas rojas británicos. 
Cuando Alicia se hace grande y se queda atascada en la casa del conejo blanco, la lagartija que traía la escalera era la misma de la película de Basil, el ratón superdetective. 


1 comentario:

Hoshi dijo...

Disney es mi favorito^_^ voy a hacer un cosplay de Disney, no sé si me sale bien pero es algo de afecto~