AVISO

AVISO: Este blog trata sobre cómo se hacen las películas de Disney por lo que puede haber SPOILERS en los artículos cuando se habla con detalle sobre determinados personajes o escenas.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Así se Hizo La Sirenita

Posters sin título00062

La Sirenita, el clásico nº 28 de Walt Disney, marcó el regreso de Walt Disney al musical tradicional con el que tan popular se hizo con sus primeras películas. Entre su BSO podemos ver 7 maravillosas canciones compuestas por Alan Menken y Howard Ashman, y se considera una de las mejores bandas sonoras de Walt Disney. Es considerada una de las más destacables obras de Disney, además de ser la película responsable del renacer de la compañía después de un largo período de escasa taquilla y crítica. Disney casi llega a la quiebra y dedicarse solo a sus parques temáticos, pero La Sirenita fue su verdadera salvación desde 101 dálmatas que también salvo a la Disney en la época en la que Walt vivía después del fracaso de "La Bella Durmiente".

Posters sin título00064

La Sirenita, una de las películas más taquilleras e importantes de Disney, fue un verdadero éxito, con una crítica que la admiraba por su genialidad, cratividad, belleza, mágia y sofisticación como una de las películas de Disney más entretenidas tanto para niños como para adultos. Con la taquilla tampoco se quedó corta (aunque no se esperaba tanto de ella): recaudó más de 200 millones de dólares en todo el mundo, una cifra exorbitante en aquellos años. También tuvo un gran éxito en futuros re-estrenos y lanzamientos en VHS (90's) y un gran éxito en DVD (2006).

La Sirenita Arte 00009

Desarrollo de la historia

Originalmente, era uno de los primeros largometrajes que Walt Disney iba a dirigir, aunque no sería una producción enfocada únicamente en La sirenita, sino que sus planes giraban en torno a una serie de cortometrajes sobre los cuentos de Hans Christian Andersen. La producción comenzó poco después de Blanca Nieves y los Siete Enanitos a finales de los años 30, sin embargo se pospuso debido a varias circunstancias. Hasta entonces ya se habían realizado algunas adaptaciones, primordialmente animadas, de este relato de Andersen.

La Sirenita Arte 00011

En 1985 Ron Clements, codirector de The Great Mouse Detective, descubrió una colección de cuentos de hadas de Andersen mientras estaba en una librería. Se interesó especialmente en su historia, a la cual describió como una triste debido a su desenlace original, en donde la protagonista muere y no logra que el príncipe se enamore de ella. Además, tenía interés en animar una cinta cuya ambientación se trasladara al mundo acuático. Poco después, Clements le presentó a Michael Eisner y a Jeffrey Katzenberg, director ejecutivo y presidente de Walt Disney Studios, respectivamente— un boceto de dos páginas para un filme inspirado en La sirenita, en una reunión que sostuvieron algunos ejecutivos de Disney para concebir nuevos proyectos fílmicos. Ambos rechazaron el proyecto, debido a que en ese entonces los estudios estaban desarrollando la continuación de la comedia acción real sobre una sirena titulada Splash (1984), así que sentían que La sirenita sería una cinta muy similar. A pesar de ello, al día siguiente Katzenberg le dio luz verde a La sirenita para que comenzara oficialmente su producción, junto con Oliver y su pandilla. Calificó al boceto como «extraordinario» y elogió su redacción.

La Sirenita Arte 00020

En esta misma etapa, el equipo de producción de La sirenita encontró casualmente las hojas con la historia original e ilustraciones hechas por Kay Nielsen para el filme concebido por Disney en los años 30. Curiosamente, muchas de las modificaciones hechas por el equipo de 1930 a la historia original de Andersen eran las mismas que los escritores de Disney realizaron en los años 1980. Ese mismo año, Clements y su colega John Musker —también director de Basil, el Ratón superdetective, expandieron el boceto de dos páginas a un libreto de 20, en el cual eliminaron al personaje de la abuela de la sirena y desarrollaron aún más los roles del rey Tritón y la bruja acuática Úrsula —a la cual le dieron una mayor «presencia» en la historia como la antagonista respecto a la novela. Uno de los cambios más significativos que se hicieron en el guion fue el final, ya que se optó por uno que no fuese trágico. Sin embargo, los planes para llevar a cabo la película fueron una vez más pospuestos, debido a que Disney enfocó su atención en ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988) y Oliver y su pandilla, dos proyectos que quería lanzar de forma inmediata.

En 1987, el guionista Howard Ashman se involucró en la redacción del guion de La Sirenita, después de participar en la composición de una canción para Oliver y su pandilla. Propuso modificar el personaje secundario Clarence, un cangrejo con rasgos ingleses, a un crustáceo jamaiquino rastafari, para lo cual se encargó de cambiar al mismo tiempo el estilo musical de la cinta, con tal de reflejar la nueva personalidad del cangrejo. A su vez, Katzenberg, Clements, Musker y Ashman revisaron conjuntamente el formato de la historia, con tal de convertirla en un musical con una estructura similar a los espectáculos de Broadway, en donde las secuencias musicales servirían como los puntos más significativos de la trama. Ashman y el compositor Alan Menken, ambos reconocidos por haber escrito el exitoso musical de Broadway La Pequeña Tienda de los Horrores, trabajaron conjuntamente en la composición de la banda sonora de La sirenita. Debido a que se trataba de un musical, siempre se concibió que la letra de las canciones ayudaran al avance de la trama. Disney no había producido un musical basado en un cuento de hadas desde los años 1950, cuando se estrenó La Bella Durmiente. En 1988, tras el estreno de Oliver, La Sirenita pasó a ser el próximo proyecto principal del estudio.

La Sirenita Arte 00026

Animación

Se destinó una gran cantidad de dinero y de recursos para producir La Sirenita, más de los requeridos para alguna otra película de Disney en décadas. Justo enseguida de su establecimiento principal de animación en Glendale, California, Disney inauguró un local dependiente de animación cinematográfica durante la producción de La Sirenita en Lake Buena Vista (cerca de Orlando, Florida) dentro del parque temático Disney-MGM Studios en Walt Disney World. Inaugurado en 1989, en este nuevo establecimiento se llevaron a cabo proyectos como la producción de un cortometraje animado basado en Roger Rabbit, la atracción Roller Coaster Rabbit, además de apoyo artístico para la animación de La Sirenita.

La Sirenita Arte 00037

Diseño de escenarios y personajes

Rowland B. Wilson realizó algunas ilustraciones que servirían para definir el estilo artístico de la cinta. Más imágenes conceptuales fueron hechas por Chris Van Allsburg y Kendall O'Connor. Previamente, en los años 1940, Kay Nielsen realizó otras imágenes cuya característica predominante era el uso de tonos pastel.

La Sirenita Arte 00041

Entre los animadores supervisores que participaron en su producción estuvieron Glen Keane y Mark Henn —encargados de diseñar a Ariel—, Duncan Marjoribanks —responsable del diseño de Sebastián—, Andreas Deja —diseño del Rey Tritón— y Ruben Aquino —diseño de Úrsula—. En un principio, Keane iba a trabajar en el diseño de Úrsula, ya que para entonces gozaba de una cierta reputación al dibujar a personajes centrales y poderosos, como el oso en Tod y Toby y Rátigan en Basil, el Ratón Superdetective. Sin embargo, fue asignado como uno de los dos artistas responsables de la pequeña Ariel, además de supervisar el número musical «Parte de tu Mundo». En tono de broma, dijo que su esposa se veía exactamente como Ariel, sólo que «sin las aletas». El diseño de la villana Úrsula se basó en el actor drag queen Divine, y pasó por varias modificaciones hasta llegar a la versión definitiva. Inicialmente, era un pez león y un pez araña. Finalmente, el responsable del guion gráfico, Matt O'Callaghan, sugirió que Úrsula debía ser un pulpo. El físico y la personalidad de Ariel se basaron en Alyssa Milano, que para entonces se hallaba protagonizando la serie de televisión ¿Quién es el Jefe? y la modelo Gia Carangi. Otra modelo que sirvió para diseñar el físico del personaje fue la actriz Sherri Stoner. El efecto de su cabello bajo el agua se basó en las grabaciones de la astrounauta Sally Ride en el espacio exterior. En cuanto a su cabello pelirrojo, Henn dijo que no querían imitar a las sirenas rubias de Splash; Maureen Donley, una productora asociada de la cinta, explicó que hubo discusiones sobre el tema. Katzenberg decía que «todo el mundo sabe que las sirenas son rubias», un concepto probablemente derivado de Splash. Al final, decidieron que el rojo complementaba bien con el verde de la aleta y las tonalidades oscuras cuando Ariel se halla en un lugar con poca iluminación. De hecho, los diseñadores prestaron especial atención al color del cabello de todos los personajes, y a su iluminación dentro y fuera del agua. Para Ariel, se concibieron aproximadamente 32 diseños distintos.

La Sirenita Arte 00046

Otro aspecto característico fue la filmación de actores reales para producir material de referencia con tal de facilitar el diseño de los movimientos de los personajes, una práctica usada frecuentemente por muchas de las películas animadas del estudio producidas bajo la supervisión de Walt Disney. La actriz de Broadway Jodi Benson resultó elegida para interpretar a Ariel, mientras que Sherri Lynn Stoner —ex integrante del grupo de improvisación Los Angeles’ Groundlings—, actuó algunas escenas importantes de Ariel para el material de referencia.

La Sirenita Arte 00049

Efectos especiales

El contexto submarino requirió la mayor animación de efectos especiales para un largometraje animado de Disney desde Fantasía (1940). El supervisor de la animación de los efectos Mark Dindal estimó que más de un millón de burbujas fueron dibujadas para esta cinta, además de utilizar otros procesos como la aerografía, la iluminación de fondo, la superposición —técnica consistente en situar una imagen encima de otra ya existente— y algo de animación por computadora. Cabe señalarse que Disney decidió encargarle la mayor parte de la animación de las burbujas bajo el agua a Pacific Rim Productions, una empresa china con instalaciones en Pekín. un importante precedente para realizar el diseño de las escenas submarinas fue el filme Pinocho (1940), el cual muestra algunas escenas bajo el agua con los protagonistas del mismo. Si bien en un principio se intentó utilizar la cámara multiplano de Disney después de varios años sin usarla —algunas de las producciones que la usaron fueron Blanca Nieves y los Siete Enanitos, Fantasía, Bambi y Peter Pan— con tal de brindar tomas con una mayor calidad de «profundidad», al final los diseñadores optaron por no usarla pues la cámara se hallaba en un estado de deterioro. En cambio, dichas tomas fueron grabadas en una instalación fotográfica de animación.

La Sirenita Arte 00053

La sirenita se convirtió en la última cinta animada de Disney en utilizar el método de animación tradicional consistente en la xerografía de los cels que conformaban cada escena de una película. Este método había sido implementado por Ub Iwerks, y usado en cada cinta animada del estudio desde 101 dálmatas (1961). El siguiente proyecto de los estudios, Los Rescatadores en Cangurolandia (1990), hizo uso de un método digital de iluminación y de combinación de ilustraciones escaneadas, desarrollada por Pixar para Disney y denominado CAPS —Computer Animation Production System—, el cual eliminaría la necesidad de los cels, la cámara multiplano y varios de los efectos ópticos utilizados por última vez en La Sirenita. Un prototipo de CAPS se usó a manera de prueba en algunas escenas de la película, e incluso una toma hecha con CAPS se incorporó en la edición final de La sirenita —esta es la penúltima escena de la película, en la cual se muestra la boda de Ariel y Eric a bordo de un barco que navega bajo un arcoíris—. Asimismo se usaron efectos CGI para crear algunos de los barcos hundidos en la batalla final, una escalera detrás de una toma de Ariel en el castillo de Eric, y el carruaje que Eric y Ariel conducen cuando ella rebota tras pasar un barranco. Todos los anteriores segmentos se animaron por medio del uso de modelos 3D de tipo wireframe, los cuales se dibujaron con un plóter y pintaron de manera tradicional como en las anteriores películas de Disney. En la escena de la tormenta participaron hasta diez diseñadores del estudio por más de un año.

La Sirenita Arte 00059

Banda sonora

Algunos consideraron que La sirenita es «la película que llevó Broadway a los dibujos animados». Alan Menken compuso cada una de las canciones de la banda sonora, al igual que su música, en colaboración con Howard Ashman. La conducción de la orquesta recayó en Thomas Pasatieri. Cabe añadirse que para cuando Menken empezó a componer el sountrack, no había leído el cuento original de Andersen. De acuerdo al propio compositor: “«[la banda sonora] es muy sensible y libre de poder ser manipulada; cuenta la historia de una forma que incorpora mis talentos musicales y los de Howard además de un gran amor por la historia del musical animado de Disney». A su vez, decidió proporcionarle música de los géneros calipso y reggae al filme. La composición musical se realizó de forma simultánea al proceso de animación, en una oficina ubicada en Los Ángeles, California, donde Menken y Ashman colaboraban juntos. Cabe señalarse que en el álbum existen un total de 7 canciones distintas, mientras que las 12 restantes constituyen melodías. De hecho, una octava canción —«Parte de él (variación)»— es una versión del tema principal «Parte de él». Sobre este último, en algún momento de la producción se pensó en eliminarlo dada «la posibilidad de que los jóvenes no fuesen a ser pacientes como para sentarse [a escuchar la canción completa]». Cada una de las canciones es interpretada por el respectivo actor que le prestó su voz al personaje correspondiente. Este tema guarda ciertas similitudes con la canción «Somewhere That's Green», también escrita por Ashman y compuesta por Menken, previamente para La pequeña tienda de los horrores.

La Sirenita Arte 00055

El álbum debutó en diciembre de 1989 en formato de CD, mientras que en formato de casete comenzó a distribuirse a partir de mayo del año siguiente. Obtuvo dos premios Óscar en las categorías de «Mejor banda sonora» así como de «Mejor canción original», además de un Globo de oro como «Mejor banda sonora».

En febrero de 2007, la banda sonora obtuvo la certificación de seis veces platino por parte de la Recording Industry Association of America (RIAA). En 2010, la tienda virtual Rhapsody la catalogó como una de las mejores bandas sonoras de Disney. Respecto a otras críticas del material musical, Jim Emerson del sitio web Amazon.com consideró en su reseña que «la banda sonora de La sirenita creó el molde en base al cual se compondría parte del trabajo musical de Disney más popular en lo sucesivo», haciendo énfasis en la música de La Bella y la Bestia y Aladdin. El sitio web Filmtracks.com añadió que «la película rejuveneció el género musical animado, que llevó a un renacimiento de ocho años en el que Menken ganó ocho premios Óscar con solamente 15 nominaciones». En su reseña, elogió los temas «Parte de él» —comentó que había servido de inspiración para la composición de otras canciones clásicas de Disney, aparecidas en los siguientes filmes animados— y «Bajo el mar» —a la que etiquetó como una de las «más memorables y contagiosas canciones en la historia del cine».

La Sirenita Arte 00056

El Estreno

Antes de su debut en cines, se exhibieron algunas escenas a una audiencia infantil en un cine de Los Ángeles, California, con tal de conocer su reacción. Al mostrarles el segmento de «Parte de él», que no estaba completamente animado aún, a uno de los niños se le cayó su paquete de palomitas, algo que Katzenberg consideró como negativo. En algún momento, estimó que la canción había sido «aburrida» y por eso el niño se había mostrado inquieto durante la proyección. Debido a esto, decidió que la canción debía eliminarse, lo cual generó desacuerdo en la mayoría del equipo de animación, así como en los encargados de la composición musical. Poco después, animaron la escena de «Parte de él» y Katzenberg cambió de opinión, quedando la canción en la versión final.

La Sirenita Arte 00060

Tiempo después se realizó otra proyección de prueba en el cine AMC de Burbank, California, la cual obtuvo una respuesta favorable por parte de la audiencia. Katzenberg se mostró satisfecho con la recepción, aunque consideró que no tendría el éxito de Oliver y su Pandilla, ya que era una película primordialmente para audiencias femeninas. 

La Sirenita Arte 00062

No podía estar más equivocado. La sirenita se convirtió en el primer gran éxito taquillero de Disney en casi diez años, además de ser el primer cuento de hadas que los estudios adaptaban desde La bella durmiente (1959). Dado el éxito comercial y crítico que obtuvo la cinta, se considera que dio paso a la producción de otros filmes animados exitosos como La bella y la bestia (1991), Aladdín (1992), El rey león (1994) y Pocahontas (1995), entre otras. Esta línea sucesiva de éxitos es conocida como La Época del Renacimiento de Disney o La Segunda Edad de Oro de Disney, específicamente en referencia a las producciones animadas de esa época. También sentó un precedente en la animación, al ser la primera cinta en hacer uso de efectos creados con el sistema CAPS —Computer Animation Production System—9 desarrollado entre los estudios Disney y Pixar, que sería usado en las siguientes producciones de animación tradicional.

La sirenita tuvo su Premiere en Estados Unidos el 15 de noviembre de 1989, y el estreno comercial fue e1 día 17 del mismo mes.

No hay comentarios: